Vacunas contra el coronavirus: Japón suspendió 1,6 millones de dosis de Moderna por contaminación

·2  min de lectura
La ciudad habilitó los primeros 5.460 turnos para vacunar con Moderna a los adultos mayores que recibieron la primera dosis de Sputnik V
Macarena Bultri-mig/GCBA

TOKIO.- Japón suspendió ayer el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna de Moderna envasadas en España, más de una semana después de que el distribuidor nacional recibiera informes de contaminantes en algunos viales, que se cree se trata de una partícula metálica.

Un informe de la televisión estatal NHK citó anoche al Ministerio de Salud al afirmar que partícula contaminante reaccionó a los imanes, por lo que se sospecha que es un metal.

Moderna lo describió como “material particulado” que no plantea problemas de seguridad o eficacia.

Temblor en el “ministerio social” del Vaticano por la renuncia del sacerdote argentino que estaba a cargo de la lucha contra el Covid

Si bien la cartera japonesa indicó que la suspensión es una precaución, la medida llevó a que varias empresas japonesas cancelaran la vacunación de sus trabajadores y el regulador europeo de medicamentos puso en marcha una investigación.

Hasta el momento, no reveló cuántas inyecciones del lote contaminado habían sido administradas ya. Kyodo News dijo que se administraron al menos 176.000 inyecciones, según su propio recuento de cifras informadas por los municipios locales.

El gobierno japonés no tenía constancia de “problemas de salud derivados” de las vacunas con impurezas, dijo a la prensa su portavoz, Katsunobu Kato. “Pero estamos pidiendo a la gente que consulte a sus médicos si experimenta alguna anormalidad”.

El grupo farmacéutico nipón Takeda, que importa y distribuye en Japón esta vacuna, declaró en un comunicado haber recibido “informes de varios centros de vacunación, según los cuales se descubrieron cuerpos extraños” en frascos sellados.

En fotos: impactantes imágenes de las explosiones cerca del aeropuerto de Kabul

Las impurezas de detectaron en 39 viales en ocho centros de vacunación en Japón, según NHK.

Los frascos pertenecían a uno solo de los tres lotes señalados. Pero los otros dos también fueron retirados por precaución, explicó Katsunobu Kato.

En España

La compañía farmacéutica española Rovi, que envasa vacunas Moderna para mercados distintos a Estados Unidos, dijo que la contaminación podría deberse a un problema de fabricación en una de sus líneas de producción y estaba realizando una investigación.

“Todos los datos disponibles indican que no habría otros lotes afectados”, señaló el Ministerio de Salud de España en un comunicado y remarcó que las dosis con contaminante “no se han distribuido a ningún otro país”.

“Tanto las autoridades japonesas como las españolas están evaluando el riesgo de la presencia de estas partículas y en función de estos análisis se tomarán las medidas necesarias”, avanzó el ministerio español.

Finalmente, las autoridades de Sanidad afirmaron que “Rovi está trabajando ya en la investigación de las causas de estos problemas de calidad”, bajo la supervisión de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Las acciones de Rovi cayeron más ayer de un 13% en la Bolsa de Madrid.

Por su parte, Moderna estimó que “el problema de fabricación se generó en una de las líneas de producción utilizadas en su centro de fabricación contratado en España”, diciendo que hasta ahora “no se han identificado problemas de seguridad o eficacia”.

Agencias Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.