Vacunas: en la Ciudad esperan una definición clave para empadronar a los menores de 18 años con factores de riesgo

·4  min de lectura
La Ciudad de Buenos Aires sumó a las personas de entre 18 y 25 años y la semana próxima podría incorporar a los menores con comorbilidades si se logra un consenso federal
GCBA

Hace tres días la provincia de Buenos Aires abrió el empadronamiento para menores de entre 13 y 17 años con comorbilidades, luego de la llegada de la vacuna Moderna que fue donada por el gobierno de los Estados Unidos. La ciudad, al igual que el resto de las jurisdicciones del país, seguirán los mismos pasos, aunque antes se debatirá en conjunto para lograr un consenso general.

La vacuna de Moderna aún no fue autorizada para el uso de niños y adolescentes por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés). Aunque se espera que reciba el aval en los próximos días, la decisión bonaerense de anticiparse a la reglamentación no cayó bien en la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), el ámbito donde se discuten las políticas sanitarias que deben seguir en todo el país para el manejo de la pandemia de Covid-19.

Cuándo llegan más dosis del segundo componente de Sputnik V y qué pasa con las otras vacunas

La semana próxima, en un nuevo encuentro virtual que reunirá a los ministerios de Salud de todas las provincias y la Ciudad, más la ministra de Salud, Carla Vizzotti, podrían quedar sentadas las bases para incluir a los menores de entre 12 y 17 años en la campaña de vacunación, a la espera que la FDA y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autoricen su uso.

El avance de la vacunación

“El martes se discutirá qué adolescentes podrán estar incluidos en ese listado y cuáles serán las condiciones de riesgo de los jóvenes, por ejemplo, enfermedades respiratorias o cardíacas, para que cada provincia pueda empezar a empadronar”, cuentan en la Ciudad. Si hay consenso, la semana próxima podría anunciarse el llamado para los menores de 18 años que residen en la ciudad. La misma medida adoptarían el resto de las provincias.

El último de los grupos que se sumaron a la vacunación porteña fue el comprendido por las personas de entre 18 y 24 años. Según los primeros registros de inscripción, la respuesta sorprendió al Ministerio de Salud porteño ya que hubo 70.000 empadronados en las primeras 24 horas, las que se registran el mayor flujo de adhesiones. Se espera que hoy se complete buena parte del universo total de ese segmento, estimado en unas 230.000 personas, aunque muchas de ellas ya recibieron su vacuna por pertenecer a grupos de riesgo o ser trabajadores esenciales.

¿Cómo sigue el plan de vacunación con los grupos anteriores? La totalidad de los mayores de 60 años que manifestaron su voluntad de ser inmunizados ya fueron vacunados con al menos una dosis. Son unas 600.000 personas que representan el 90% de la población de esa edad. Lo mismo ocurre con los mayores de 50 años.

Las dosis aplicadas por provincia

Entre los residentes porteños de 40 a 50 años también se avanzó, aunque queda un 10% de los anotados que aún no fueron vacunados. Para unas 40.000 personas de entre 25 y 40 años se espera que tomen los turnos ofrecidos; se trata de vecinos que, según explican los responsables de la campaña, ven las opciones de vacunas que se están administrando en las diferentes postas y seleccionan o esperan a contar con la que desean aplicarse.

Además de avanzar en la incorporación de nuevos grupos y completar los que ya están abiertos el objetivo se centralizará ahora en cerrar los esquemas con las dos dosis de quienes recibieron Sinopharm y AstraZeneca. Desde hoy y hasta el martes se avanzará con la aplicación de 90.000 segundas dosis de quienes cumplen 21 o 28 días del primer componente de Sinopharm o las ocho semanas de AstraZeneca, los plazos estipulados para acelerar la inmunización completa de la mayor cantidad de porteños. “Vamos a ir al día con estas dos vacunas, ninguna persona se pasará de ese tiempo, estará todo cronometrado. Con la Sputnik V no podemos decir lo mismo”, sueltan desde el Gobierno. La escasez del segundo componente ruso condiciona la respuesta.

El stock disponible en la ciudad, de acuerdo al ritmo de vacunación de los últimos días (unas 35.000 vacunas por jornada), alcanzará hasta la semana próxima. Ayer el Ministerio de Salud recibió 90.000 dosis de AstraZeneca y hoy espera contar con unas 100.000 de Sinopharm, que llegaron en el noveno de los diez viajes previstos en julio para traer el país las vacunas chinas. Hoy a las 19.10 está programado el arribo del vuelo AR1093 de Aerolíneas Argentinas para completar el traslado de ocho millones totales.

Dosis distribuidas y aplicadas

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, hasta esta mañana se habían distribuido 32.867.774 dosis de vacunas en todas las jurisdicciones y se aplicaron 28.674.364. De ese total, 22.876.517 personas fueron inoculadas con la primera dosis y 5.797.847 cuentan con el esquema completo de inmunización sobre una población de 45.376.763, según el Indec.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con el 60,38% de su población con al menos una dosis aplicada; la siguen la provincia de La Pampa con el 53,93%, Córdoba ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­(52,11%), La Rioja (51,97%), Formosa (50,75%), Buenos Aires (50,28%), Jujuy (49,39%), Catamarca (48,87%), Chubut (47,10%), Entre Ríos (46,31%), Corrientes (45,07%) y Chaco (43,88%).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.