Vacunas: tras la aprobación rusa, este mes habrá 3 millones de segundas dosis de Sputnik V producidas en la Argentina

·5  min de lectura
Laboratorios Richmond se transformó así en la primera farmacéutica que cotizará en la Bolsa porteña
Gza. Laboratorios Richmond

En medio de la demora de la llegada de segundas dosis de la vacuna Sputnik V a la Argentina, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, el fondo soberano de inversión de la Federación Rusa) y la farmacéutica argentina Laboratorios Richmond, anunciaron que hoy llegó la aprobación desde Moscú y que a partir de esta semana estarán disponibles las primeras 150.000 dosis producidas en el país.

A nivel nacional, unas 8,9 millones de personas recibieron la primera dosis de la vacuna Sputnik V, mientras que, de esa cifra, 2,3 millones tuvieron su refuerzo. Con la aprobación que llegó desde Moscú, se podrán liberar “esta semana” las dosis que ya fueron producidas por Richmond y, según el laboratorio, durante agosto podrán fabricarse más de 3.000.000 de segundas dosis.

Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond
Santiago Filipuzzi


Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond (Santiago Filipuzzi/)

“Las muestras de la vacuna producidas en la Argentina han superado con éxito el control de calidad en el Centro Gamaleya el 3 de agosto. El exitoso comienzo de la producción del segundo componente de Sputnik V es un ejemplo importante de cooperación tecnológica entre Rusia y Argentina para la localización de la producción de una de las mejores vacunas del mundo contra el coronavirus”, indicaron a través de un comunicado al que accedió LA NACION.

Las dosis habían comenzado a ser producidas hace cuatro semanas, según había anunciado el presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras. “En el caso de las vacunas, hay un triple control, por un lado nuestro laboratorio, por el otro Anmat y finalmente se manda el producto al Gamaleya, y ahí se produce un cuello de botella porque están con mucha demanda”, explicó el mes pasado el empresario en declaraciones radiales.

Según lo previsto, Laboratorios Richmond podrá producir más de 3 millones de dosis del segundo componente de la vacuna Sputnik V en agosto. Esta semana, la empresa comenzará a enviar la vacuna producida en Argentina al Gobierno del país, incluidas 153.441 dosis del segundo componente, para proteger a la población frente al coronavirus.

Además de ese pequeño lote aprobado hoy, la expectativa del Laboratorio Richmond es que el próximo lunes Rusia autorice el resto de las vacunas de segunda dosis que están en stock hasta llegar a 1.005.000 finalizadas.

Los datos recopilados por LA NACION Data, indican que hay 1.480.051 personas para las que el Plan de Vacunación está en pausa. Son aquellos que ya superaron los 90 días recomendados para recibir el segundo componente de la vacuna rusa, y hasta ahora no había nuevas dosis a la vista. Hace 21 días que ni una sola vacuna del componente dos lista para ser aplicada aterriza en la Argentina.

Richmond tiene a cargo la producción de la vacuna Sputnik V a partir del antígeno elaborado en Rusia. La etapa, denominada fill and finish, consiste en el llenado y acondicionamiento final de la vacuna.

Hace seis días, mientras millones de argentinos reclaman la llegada de segundos componentes de la vacuna rusa Sputnik V, el laboratorio Richmond había anunciado el arribo de 500 litros del principio activo de la droga para hacer las dosis de refuerzo. Con esa cantidad se podrán producir unas 760.000 dosis del componente dos. Para la semana siguiente se espera el aval ruso para esta nueva tanda. Así se llegaría este mes a una aprobación y posterior disponibilidad de casi 2 millones de vacunas de componente 2 más allá de que se la producción llegaría a los 3 millones anunciados en el comunicado de hoy.

En tanto, fuentes privadas al tanto del cronograma, indicaron a LA NACION: “En cuanto a la producción está prevista la llegada desde Rusia, este sábado, de otros 500 o 600 litros de principio activo y antes de que termine agosto llegará otro embarque de principio activo de similar magnitud”.

“Acelerar el ritmo de vacunación y bajar costos”

Tras el anunció, Kirill Dmitriev, director ejecutivo del RDIF, indicóa a través de un comunicado: “Gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond, la población de Argentina tendrá acceso a la vacuna Sputnik V producida en el propio territorio del país, lo que acelerará el ritmo de vacunación y reducirá los costos logísticos y el tiempo de entrega del fármaco. El establecimiento de la producción local de la vacuna Sputnik V en poco tiempo es un éxito conjunto de Rusia y Argentina, gracias a lo cual el medicamento estará disponible en otros países de la región para la implementación exitosa de programas nacionales de vacunación utilizando una de las vacunas más seguras y eficaces contra el coronavirus en el mundo”.

En tanto, Figueiras indicó: “En Richmond estamos orgullosos de nuestra asociación con el Fondo Ruso de Inversión Directa y el Centro Gamaleya para la producción de la vacuna Sputnik V en Argentina. También estamos orgullosos de nuestro equipo científico, que ha trabajado conjuntamente con los especialistas del Centro Gamaleya para garantizar la producción de este medicamento, que salva vidas en Argentina. Hoy se ha alcanzado un hito muy importante que nos impulsa a trabajar aún más duro para producir más vacunas para más personas. La asociación ayudará a nuestros ciudadanos a obtener acceso a la vacuna Sputnik V, que ha demostrado uno de los niveles más altos de eficacia y seguridad, además de otra serie de beneficios”.

El anuncio llegó 13 días después del escándalo desatado por la filtración, a través de LA NACION, de un mail que la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, enviara a Anatoly Braverman el 7 de julio en el que expresaba: “Como le mencioné hoy, estamos en una situación muy crítica. Nosotros teníamos la esperanza de que, después de la conversación que tuvimos tú, Carla, Kirill y yo un par de semanas atrás, las cosas iban a mejorar. Pero han empeorado”.

Luego agregaba: “En algún punto, podríamos pensar en recibir más componente 1 que 2, o pensar nuevas estrategias, pero urgentemente necesitamos algo del componente 2. A estas alturas todo el contrato está en riesgo de ser públicamente cancelado. Nosotros entendemos el faltante y las dificultades de producción de algunos meses atrás. Pero ahora, siete meses después, todavía estamos muy atrás, mientras estamos empezando a recibir dosis de otros proveedores en forma regular, con cronogramas que se cumplen”.

.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.