Vacunas anticovid-19, recibidas con alivio en una residencia de ancianos en Roma

Sonia LOGRE
·3  min de lectura

En Roma, la residencia de ancianos "Anni Azzurri" estaba en plena ebullición el viernes coordinando la administración de las primeras dosis de vacunas contra el covid-19 a sus pensionistas, clasificados como población prioritaria por el plan italiano de vacunación.

La conmoción fue aún mayor para los residentes y el personal, ya que a finales de septiembre esta residencia había sido escenario de un foco importante del nuevo coronavirus, con no menos de 60 personas de edad infectadas.

El proceso de vacunación está perfectamente organizado y el ballet de las sillas de ruedas se desarrolla sin contratiempos mientras que los pensionistas esperan tranquilamente su turno.

Un enfermero prepara la jeringa para la vacuna, antes de inyectarla suavemente en el brazo de Anna De Sanctis, de 82 años.

"Es un virus que circula, lo sabemos, nos han dicho que no nos preocupemos, que las cosas estarían bien. Pero vi que más de una persona lo contrajo, así que me siento muy aliviada de haber recibido la vacuna", explica esta anciana a la AFP. "He hablado con la gente, he pedido consejos, me los han dado y los he seguido. Así pues he recibido la vacuna", añade.

La directora de la residencia de ancianos, Antonella Di Bernardini, no oculta su emoción. "Se empieza a ver el comienzo del fin de una época que no ha sido bella, positiva o fácil, ni para nosotros, ni para los ancianos, ni para sus familias. Por lo tanto, ver que todo esto termina es una gran satisfacción, una gran emoción".

- Un gran paso adelante -

En general, las personas que son lúcidas aceptan la vacuna con gusto, otros han sido guiados por sus familias que les han dicho "puedes confiar, todo está bien", explica la directora.

"En otros casos, las familias han elegido por sí mismas. Pero digamos que la adhesión ha sido de alrededor del 95% sobre el conjunto de los pensionistas y por lo tanto muy alta", se alegra.

"Es un gran paso adelante, porque finalmente podemos volver a una especie de normalidad, tenemos esperanza, vamos a poder abrazarnos de nuevo, vamos a poder hacer actividades juntos en grupo, es un paso importante tanto para nosotros como para las familias. Así que hoy estoy muy emocionada, muy contenta", subraya también Lavinia Toussan, médica del hogar de ancianos.

Los residentes "están muy felices porque han pasado por momentos difíciles, hemos tenido casos de coronavirus aquí, y por eso están muy contentos de ser vacunados", constata.

Al igual que otros países de la Unión Europea, Italia inició el 27 de diciembre su campaña de vacunación contra le covid-19, que se dirige prioritariamente a los profesionales de la salud, los residentes y el personal de los hogares de ancianos.

Hasta este sábado se han vacunado en total casi 505.000 personas.

Italia, el primer país europeo duramente afectado por la pandemia, registró hasta el momento más de 2,2 millones de casos, de los cuales cerca de 78.000 murieron.

sl/glr/at/mab/eg