Vacunas no están alcanzando para frenar la propagación de la viruela del mono en EE.UU.

Aunque ya se han distribuido más de un millón de vacunas, el Gobierno federal no se da abasto para detener el esparcimiento de la enfermedad. Nueva York, California e Illinois ya declararon emergencia sanitaria para destinar más fondos a su atención.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.