Vacunan a AMLO, inflación y contaminación, las fotos de la semana

·8  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 25 (EL UNIVERSAL).- Los capitalinos han perdido el miedo a los lugares concurridos y se vive una especie de normalidad, ya sea en una calle de gran tránsito como Madero, o en una colonia como la Morelos en donde puede haber un baile improvisado. Pero la pandemia continúa su paso y parece que se transforma día a día, al igual que los hábitos de los ciudadanos. Por ejemplo, el uso de la bicicleta como medio de transporte y no sólo como un divertimento o actividad física. De acuerdo con uno de los fotógrafos de esta casa editorial -un ciclista empedernido-, su uso ha aumentado y eso se refleja en el crecimiento de accidentes.

La crisis económica, otro de los estragos que nos ha dejado la pandemia, cobra fuerza en cuestiones como el aumento de precios de la canasta básica, que no sólo afecta a los consumidores, también a los vendedores que lidian con el dilema de aumentar los precios o conservar a sus clientes.

En la última semana EL UNIVERSAL regresó a visitar a la familia de Dulce, una niña del Estado de México, quien era la única que iba la escuela; un año después se vio obligada a dejar sus estudios a nivel primaria porque los gastos son insostenibles para su padre.

Hubo también una buena noticia. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con la pandemia se incrementó la lectura entre los mexicanos, en especial la lectura en formato digital. Hoy, se leen 3.7 libros al año; los índices de lectura de periódicos y revistas en formatos digitales, también crecieron.

Los estragos de la inflación, de Berenice Fregoso - 15 de abril

Hicimos un recorrido en el mercado Juárez para ver cuánto ha subido la canasta básica. Todos los locatarios coincidieron en que ha aumentado por factores como el aumento en el precio de la gasolina o por los rumores en el aumento del salario mínimo. Nos explicaron que sí les da miedo subir los precios porque saben que estamos en recesión y no quieren perder clientes; dijeron que no han aumentado el precio de sus productos como deberían por ese temor, pero esa negativa ha mermado sus bolsillos.

El locatario de la imagen vende pollo, a $105 pesos el kilo de pechuga, y nos comentó que durante las campañas electorales van los candidatos a promocionarse, pero cree que en vez de gastar en posters y anuncios, deberían ver la realidad de los precios.

Otra perspectiva de la aglomeración en Madero, de Carlos Mejía - 17 de abril

Fui a ver las aglomeraciones en el Centro a un año de que empezó la parte más fuerte de la pandemia. Me subí a unas escaleras que están cerca de Madero y Eje Central y me gustó cómo se veía; las personas no estaban muy juntas, pero sí eran un gran número. Esas fotos casi siempre las tomamos a nivel de piso, pero ahora quise mostrar otra perspectiva. Podemos ver que parece que estamos en semáforo verde y hay que recordar que antes había carriles para marcar el sentido del tránsito y gente dando gel antibacterial, ya no hay nada de eso.

El manejo de desechos tóxicos, una tarea pendiente de la pandemia, de Carlos Mejía

Esa foto es del año pasado, pero apenas se publicó porque se hizo un trabajo de residuos orgánicos. Esa vez estábamos en un hospital naval, pasaron estos hombres a tirar los desechos de pacientes Covid. Ellos van muy protegidos, pero pasan a un lado de la gente como si nada, los demás no estábamos protegidos. No se sabe bien qué pasa con esos residuos. También muchos tiran estos residuos que hemos generado en la pandemia como si fuera basura regular. La pandemia sí nos agarró desprevenidos, pero a un año no hay un plan de manejo de estos desechos, tanto a nivel personal, como nacional.

Aún sigo viendo esta situación de transportar los residuos tóxicos frente a personas comunes sin protección. En el Hospital de los Venados, en la Benito Juárez tiro por viaje en el área de emergencias, donde esperan los familiares, pasa entre ellos una persona a tirar estos desechos.

Estudios interrumpidos por crisis económica, de Jorge Alvarado - 18 de abril

Esta foto es de una familia indígena de la comunidad de San Cristóbal Huichochitlán, una delegación de Toluca. Esta historia comenzó el año pasado durante el inicio del ciclo escolar, ahí fue cuando encontré a esta familia en la que Dulce, la niña, fue la única que pudo inscribirse en la primaria porque son una familia de escasos recursos. Volvimos porque queríamos saber qué había pasado y ahora, desafortunadamente, Dulce ya no está estudiando y sus hermanos siguen sin estudiar. El papá es albañil, a veces sí tiene trabajo, a veces no, entonces le cuesta trabajo mantener a su familia.

Nos comentaron que Dulce sí tiene ganas de seguir estudiando, está triste, pero volverá a intentarlo el próximo ciclo.

Cambios en el ciclismo, a raíz de la pandemia, de Diego Simón Sánchez -18 de abril

La foto es del paseo ciclista en Reforma, me parece que era el cuarto domingo desde que se reanudó esta actividad después del confinamiento. Me encontré con mucha gente. Me llamó la atención porque en cada semáforo hay voluntarios que les recuerdan usar el cubrebocas y aplicar la sana distancia, pero en un alto es complicado que los ciclistas mantengan la distancia. Me sorprendió que la mayoría de los ciclistas sí usan el cubrebocas.

Yo, como ciclista, puedo decir que sí es posible aplicar las medidas. Usar el cubrebocas ahora con el calor sí es difícil, algunos se han de sofocar más, pero sí es posible. Con respecto a la sana distancia, pues por la velocidad que uno lleva cuesta un poco frenar con sana distancia en los altos. Lo que sí he notado es que a partir de la pandemia ha aumentado el número de personas que usan la bici como transporte, pero eso también se ve en la cantidad de accidentes que ha habido en los últimos meses.

Los nervios de AMLO por la vacuna, de Berenice Fregoso - 20 de abril

El presidente recibió la vacuna y me parece que al hacerlo público dio un mensaje a los adultos mayores que no quieren vacunarse. En ese momento sí se le vió en su cara un poco de nerviosismo, fue rápido el proceso, se ve que en cuanto sintió que no dolía su gesto cambió. Estuvo chistoso, son esos miedos básicos que todos tenemos, muchos le tememos a las agujas y él sí se vió un poco nervioso al inicio.

Vacunación a profesores y un poco sobre técnicas de fotografía, de Jacob García - 20 de abril

Fui a la Arena Metropolitana Jorge Cuesy, donde estaban vacunando a los maestros. En la imagen se ven a los que ya habían sido vacunados, aplaudiendo porque en ese momento Zoé Robledo, titular del IMSS, dio unas palabras. Noté que había fluidez, muy bien organizado esta vez, a diferencia de cuando vacunaron a los adultos mayores.

Tomé esa foto porque al fondo se ve el logo de la UNACH (Universidad Autónoma de Chiapas), para contextualizar que se trata de maestros que estaban siendo vacunados. A mí me gusta trabajar lo que es el sujeto y el fondo, ofrecer contexto del lugar porque la foto da otro mensaje. Las imágenes no son al azar, hay una selección en el cuadro que uno elige.

Vista de la contaminación en la Ciudad de México, de Carlos Mejía - 22 de abril

Esa foto en la Basílica la tomé el día que se disparó el índice de la contaminación en la Ciudad de México. Fui ahí porque es un punto alto. Me gustó porque ilustra bien el tema: mujeres con cubrebocas, subiendo estas escaleras y al fondo se ve toda la contaminación. No es recomendado hacer actividad física durante una contingencia ambiental y tampoco se debe subir al nivel donde está la contaminación.

La cacería de lectores en la calle, de Germán Espinosa - 22 de abril

Hice un recorrido por la ciudad buscando lectores en las calles por el Día del Libro. La verdad fue muy difícil, sí le dediqué unas cuatro horas porque casi no encontraba gente leyendo, sólo encontré a tres. Fui a una librería de viejo en Donceles para completar el trabajo. Me dejaron tomar fotos adentro y encontré a unas personas buscando unos libros.

Bailes en plena pandemia, de Hugo García - 22 de abril

Esa foto es afuera del metro Hidalgo. Ahí duermen personas en situación de calle. Llegaron unos bocineros que se llaman "Baile de San Juan" y vienen de la colonia Morelos, Tepito. Estaban en la Alameda, pero los quitaron por cuestiones sanitarias.

No buscaba mostrar el baile que se llevaba a cabo, sino la aglomeración de la gente, eran como 50. Había jóvenes, niños, abuelitos, con y sin cubrebocas. Por eso hice esa imagen abierta. La gente bailaba muy pegada, cuerpo con cuerpo. No era algo masivo, pero sí se ve que era un foco de alto contagio.

El bocinero me dijo que hacen eso porque buscan cómo ganar dinero porque no pueden hacer un evento masivo. Llevaban una pequeña bocina, ponen el ambiente y la gente les da una cooperación. Dicen que así sobreviven.