Vacunan a 90 adultos mayores de Yalálag, Oaxaca

·3  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., marzo 30 (EL UNIVERSAL).- Este martes, la vacunación contra Covid-19 llegó a menos de un centenar de adultos mayores de Villa Hidalgo Yalálag, una comunidad de la Sierra Norte de Oaxaca habitada por el pueblo zapoteco que se destaca porque hasta el momento, a más de un año de que la pandemia alcanzó el territorio estatal, se mantiene con sólo dos contagios, por lo que aquí llegaron primero las vacunas que el virus.

La jornada de vacunación en esta comunidad zapoteca comenzó este martes a las 7:30 de la mañana y se llevará a cabo durante todo el día con las medidas sanitarias correspondientes, dice Juan Cuevas Ríos, el presidente municipal, en entrevista. Según el edil, desde el lunes acudieron por las dosis de la vacuna a Tlacolula de Matamoros, junto a las que les corresponden a otros municipios, como San Francisco Cajonos y San Miguel Cajonos, por lo que en conjunto les entregaron 390 dosis para vacunar un sólo día.?Del total de dosis, son 90 las que necesita y le corresponden a Yalálag y con ellas se cubrirá al total de personas adultas mayores de la comunidad, lo que tiene optimistas a las autoridades. "Estamos contentos porque esperábamos que todos nos vacunáramos", enfatiza el presidente municipal.

La alegría de las autoridades de Yalálag se debe a que este pueblo zapoteca es reconocido como una de las comunidades indígenas de Oaxaca que ha logrado contener a la pandemia y evitar que entre a su territorio. En todo este tiempo sólo una personas ha fallecido a causa del Covid-19.?Para lograrlo, en Yalálag se mantiene un filtro sanitario en la entrada del pueblo, al que sólo puede acceder gente de la comunidad y pueblos vecinos, personal de correo y médicos. Los yalaltecos radicados al interior de la República Mexicana tienen el acceso denegado para prevenir contagios.

Este viernes, además, fueron las enfermeras de esta comunidad, así como las de sus pueblos vecinos, quienes aplicaron las dosis de la farmacéutica Sinovac, mientras que un médico vigiló que los adultos mayores no tuvieran reacciones; además, fueron elementos de la Guardia Nacional quienes estuvieron resguardando durante la noche la clínica de la comunidad, donde se conservaron las vacunas.

El grupo encargado de recibir las dosis estuvo conformado por el propio presidente municipal, el regidor de salud, dos elementos de la Guardia Nacional y un funcionario de la oficina de Bienestar.

En la región de la Sierra Norte hay varias comunidades que gracias a que han permanecido aisladas y con filtros sanitarios, han evitado que el virus que paraliza el mundo alcanzara a sus pobladores.

Yalálag, por ejemplo, está rodeada de municipios como Mixistlán de la Reforma, San Pablo Yaganiza, San Francisco Cajonos y San Melchor Betaza, que sólo han reportado un contagio, respectivamente, así como de otras comunidades como San Mateo Cajonos, San Baltazar Yatzachi el Bajo, San Bartolomé Zoogocho, San Andrés Yaá y Santo Domingo Roayaga, que permanecen hasta el momento sin registrar ni un sólo caso, mientras avanza el proceso de vacunación.