Tras su vacunación vip, el sobrino de Ginés no volverá a su banca de diputado bonaerense

Javier Fuego Simondet
·1  min de lectura
Lisandro Bonelli, exjefe de Gabinete del ministerio de Salud de la Nación
Lisandro Bonelli, exjefe de Gabinete del ministerio de Salud de la Nación

Lisandro Bonelli, exjefe de gabinete del Ministerio de Salud que debió renunciar a ese cargo junto a su tío, Ginés González García, tras revelarse el escándalo del vacunatorio vip, no regresará a su banca en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Según pudo saber LA NACION, presentó un pedido de extensión de su licencia por seis meses, por lo que no retomará ese mandato legislativo, que vence en diciembre de este año.

“Tengo el agrado de dirigirme a usted, y por su intermedio al cuerpo de Diputados que preside, a efectos de solicitarle tenga a bien conceder la renovación de la licencia extraordinaria otorgada oportunamente en la banca de diputado provincial, en los términos del artículo 4 inciso B del Reglamento Interno de esta Honorable Cámara”, escribió Bonelli en la presentación que hizo llegar hoy, por Mesa de Entradas, al titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín.

Clases: la Procuración dijo que es inconstitucional el decreto presidencial y ahora define la Corte

El artículo mencionado en la carta de Bonelli es el que permite a los diputados tomarse licencias extraordinarias o especiales, que se conceden hasta por seis meses. La licencia que había solicitado para ejercer el cargo en el Ministerio de Salud vencía hoy.

Según pudo saber LA NACION de fuentes legislativas, el nuevo pedido de licencia se trataría en la sesión del jueves que viene, por lo que la extensión solicitada vencería en noviembre de este año. Bonelli ganó su banca en las elecciones de 2017 al encabezar la boleta del Frente Renovador massista en la segunda sección electoral bonaerense. Hoy lo reemplaza en la Cámara de Diputados Micaela Morán, extenista como su pareja, José “Chucho” Acasuso.

En el massismo, la idea de la vuelta a la banca de Bonelli, tras el escándalo, no generaba consenso.