Vacunación VIP: qué prioridad tienen los gobernantes para vacunarse en otros países

Lucía Sol Miguel
·6  min de lectura
Los gobiernos varían en su estrategia de vacunación. No todos incluyen a los funcionarios públicos en los grupos prioritarios
Istock

La vacunación VIP derivó en la dimisión del ahora exministro de Salud Ginés González García, a quien el presidente Alberto Fernández exigió la renuncia tras montar un vacunatorio exclusivoo en el Ministerio de Salud. Pero la Argentina no es el primer caso de arbitrariedad en la administración de las dosis. Además, los criterios de vacunación difieren, y los distintos países del mundo no coinciden en si los funcionarios públicos deben o no tener prioridad en la inmunización.

España

El país gobernando por Pedro Sánchez también estuvo inmerso en una gran polémica por varios casos de funcionarios y trabajadores del Estado que se saltearon la lista de espera para recibir la vacuna contra el coronavirus. El escándalo fue aún mayor, porque la mayoría no dimitió a su cargo.

Se reaviva en Francia un agitado debate ideológico sobre el “islamo-progresismo”

Fueron ocho los responsables de altos cargos que se vacunaron de forma irregular y que se vieron obligados a dejar su cargo. El último fue el consejero de Sanidad de Ceuta, Javier Guerrero, quien defendió su vacunación diciendo que sus técnicos lo obligaron. “Me dijeron que, si no me vacunaba yo, no se vacunaban ellos”, dijo, justificando la acción que según él fue un acto correcto y “de buena fe”.

Uno de los casos más polémicos fue el del general Miguel Ángel Villarroya, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, quien dejó el cargo el 23 de enero. Tanto él mismo como otros mandos militares a sus órdenes recibieron la vacuna contra el Covid-19 pese a no formar parte del grupo prioritario. El ex jefe de la cúpula militar entregó una carta a la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la que explicaba que el cese de sus funciones era necesario para “no perjudicar la imagen” de las Fuerzas Armadas.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), presentó este sábado «su solicitud de cese» por recibir antes la vacuna contra el coronavirus.
El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), presentó este sábado «su solicitud de cese» por recibir antes la vacuna contra el coronavirus.


El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), quien presentó «su solicitud de cese» por recibir antes la vacuna contra el coronavirus.

El listado de cargos públicos que siguen sin dimitir llega al menos a 20 funcionarios. El debate en torno a la vacunación VIP ha sido tal, que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se pronunció a favor de que la vacunación se realice en los altos cargos del Gobierno. “Estamos en una situación de crisis, seamos realistas. Quienes dirigen la nación, quienes tienen esa responsabilidad de tomar decisiones a futuro, me parece muy lógico y muy razonable que se vacunen”, dijo ante la renuncia de Villarroya.

Lo cierto es que el grupo prioritario en España solo ofrece la vacunación según cuatro criterios: personal sanitario en residencias de mayores y centros de discapacitados, residentes, el personal sanitario de primera línea, y personas consideradas como grandes dependientes (que estén médicamente acreditados para recibirla).

Estados Unidos

Joe Biden recibió la segunda dosis de la vacuna Pfizer/ BioNTech contra el coronavirus el 11 de enero. También se vacunaron otros funcionarios, como Kamala Harris y Alexandria Ocasio- Cortez (AOC). Es que los miembros del Congreso de Estados Unidos y representantes del Gobierno están dentro de los prioritarios para recibir su dosis.

“Yo nunca… nunca les pediría que hicieran algo que yo misma no estaría dispuesta a hacer”, dijo AOC en su cuenta de Instagram después de ser inoculada. La razón por la cual los representantes estadounidenses se vacunaron fue para demostrar a la población que podían confiar en el método, situación que no dejó de despertar críticas entre miembros del personal de salud que aún esperan su dosis.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, recibe la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech en el campus de Christiana Care en Newark, Delaware, el 21 de diciembre de 2020
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, recibe la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech en el campus de Christiana Care en Newark, Delaware, el 21 de diciembre de 2020


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibió la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech en el campus de Christiana Care en Newark, Delaware, el 21 de diciembre de 2020

“El Congreso tiene que dejar de tratarse a sí mismo como si fuese una clase política especial”, reaccionó el representante de Florida, Brian Mast, tras las fotos en redes de los funcionarios públicos recibiendo su dosis.

La estrategia de vacunación de Estados Unidos se basa en las recomendaciones del Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Sugiere que los primeros en vacunarse sea el personal de salud y los residentes de los centros de cuidados. No obstante, la última palabra la tiene la jurisdicción de cada Estado quienes, en definitiva, trazan su propia hoja de ruta.

Alemania

Ángela Merkel estaría en el puesto número tres entre los grupos con mayor prioridad para recibir una dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech, cuya aplicación comenzó el 27 de diciembre del año pasado.

Alemania se enfrenta a una escasez de dosis que demora los planes iniciales de vacunación. “Mientras la vacuna siga siendo escasa, se ofrece protección a quienes la necesitan en particular: residentes en centros asistenciales, mayores de 80 años y personas en profesiones sanitarias y asistenciales que están expuestas a un riesgo de infección particularmente alto”, indica la página oficial del Ministerio de Salud alemán.

El papa Francisco quiere hacer santo a un pariente de Lady Di

Al grupo de máxima prioridad, los únicos que pueden vacunarse actualmente, le sigue un segundo grupo de “alta prioridad”, que integra a mayores de 70 años, personas con ciertas enfermedades, quienes esperen un trasplante de órganos, entre otros. Por último, el tercer grupo, de “mayor prioridad”, aborda, en particular, a los mayores de 60, personas que sean miembros de órganos constitucionales o que ocupen cargos de especial relevancia, los gobiernos y administraciones, fuerzas armadas, policías, y bomberos.

Gran Bretaña

“El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) ha informado que las primeras prioridades del actual programa de vacunación contra Covid-19 deben ser la prevención de la mortalidad por coronavirus y la protección del personal y los sistemas de atención social y de salud”, informa el gobierno de Gran Bretaña.

El gobierno de Boris Johnson ya logró inocular a más de 17 millones de personas con la primera dosis, entre ellos a los mayores de 70 años, personal de salud, trabajadores en residencias y sus residentes, y personas clínicamente vulnerables.

Boris Johnson muestra la vacuna, de transporte más sencillo y de menor costo
Twitter


Boris Johnson muestra la vacuna, de transporte más sencillo y de menor costo (Twitter/)

Para finales de febrero en adelante, se planea inocular a las edades entre 65 y 69 años, aquellos que tengan 16 a 64 años y padezcan problemas de salud, luego los adultos entre 60 y 64 años, hasta llegar a inocular de 50 años en adelante.

Los planes de vacunación no incluyen específicamente a los miembros del gobierno.

Francia

La campaña de vacunación de Emanuel Macron quedó muy por debajo de Reino Unido, habiendo inoculado aproximadamente a 3.51 millones de personas. Su estrategia, dividida en períodos, tampoco detalla la prioridad de los gobernantes en adquirir la inmunidad.

Gran Bretaña: el príncipe Carlos visitó a su padre en el hospital

Desde el lanzamiento el 27 de diciembre del año pasado, la vacunación pasó por 4 etapas. La última, que comenzó el 19 de febrero, incluye a las personas de entre 50 y 64 años que puedan tener riesgo de padecer un caso grave de coronavirus por enfermedades prexistentes.

Finalmente, la meta se extenderá a otros segmentos de la población adulta. El gobierno tiene como objetivo ofrecer la vacunación a todos los adultos francés a finales del verano, en septiembre.