La variante delta ya es la dominante en EE.UU. y el gobierno sale a vacunar “puerta por puerta”

·5  min de lectura
Voluntarios golpean una puerta en Birmingham, Alabama, para convencer sobre la vacunacioón contra el coronavirus
ELIJAH NOUVELAGE

WASHINGTON.- La variante Delta del coronavirus, que se originó en la India y es más contagiosa que la cepa original de virus, ya causa la mayoría de los contagios en Estados Unidos, indicaron los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés). El gobierno de Joe Biden anunció una nueva ofensiva para ampliar la campaña de vacunación, que ha perdido fuerza en las últimas semanas ante la reticencia de alrededor de un tercio del país que se resiste a inmunizarse.

Los últimos datos de CDC sobre los nuevos contagios indican que la variante Delta, también conocida como B.1.617.2, ya representa el 51,7% de todos los casos nuevos de Covid-19 en todo el país detectados hasta el 3 de julio.

La preocupación entre las autoridades por el avance de la variante Delta en el país aparece atada a la fatiga que ha comenzado a mostrar la campaña de vacunación en el país. Luego de siete meses, Estados Unidos parece haber ingreso en una meseta. A mediados de abril, el país llegó a administrar más de tres millones de dosis por día, pero ahora, ya con casi seis de cada diez adultos totalmente vacunados, se colocan en promedio alrededor de un millón. Un tercio del país aún se resiste a la vacuna. Esa pérdida de vigor del avance de la inmunización inquieta a la Casa Blanca ante el repunte de contagios en los huecos del país con menos personas vacunadas por la creciente amenaza de la variante Delta.

Los números de la vacunación en Estados Unidos muestran que ni siquiera un arsenal de vacunas puede llegar a ser suficiente para alcanzar la inmunidad de rebaño cuando existe desconfianza a poner el brazo para recibir el pinchazo. Ante la reticencia de los llamados “holdouts” –las personas que prefieren esperar o que directamente se niegan a vacunarse–, la Casa Blanca ha decidido lanzar un nuevo esfuerzo “puerta por puerta” para cubrir lo que los inmunólogos llaman “la última milla”.

Con todo, el promedio semanas de casos del país perforó los 11.000, según datos de CDC, y el promedio de muertes semanales cayó debajo de las 200, según Our World In Data, el nivel más bajo desde marzo de 2020.

Algunos vacunados están muriendo de Covid: por qué a los científicos no les sorprende

“Nuestra lucha contra este virus no ha terminado”, dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca el martes en el que volvió a pedirle a la gente que se vacune. “Ahora tenemos que ir comunidad por comunidad, barrio por barrio y, a menudo, puerta por puerta, literalmente tocando puertas”, insistió.

Joe Biden en un discurso sobre la respuesta al coronavirus, en Washington (SAUL LOEB / AFP)
SAUL LOEB


Joe Biden en un discurso sobre la respuesta al coronavirus, en Washington (SAUL LOEB / AFP) (SAUL LOEB/)

Ante el avance de la variante delta, responsable por la mitad de los nuevos casos de Covid-19 en el país, Biden anunció que estaban movilizando equipos para responder a los nuevos picos de contagios.

El mandatario desistió de fijar una nueva meta luego de que su gobierno fracasó en llegar al 4 de julio, el Día de la Independencia, con el 70% de la población adulta vacunada con al menos una dosis. Biden señaló que esa meta se alcanzó para las personas mayores de 27 años, un dato que revela que uno de los problemas para agilizar la campaña está entre los jóvenes. En cambio, el gobierno federal decidió redoblar los esfuerzos para intentar convencer a las personas que, por motivos políticos, desconfianza o desinformación sobre la seguridad y la efectividad de las vacunas, han optado por evitarla.

Voluntarios que van "puerta por puerta" en Birmingham, Alabama
ELIJAH NOUVELAGE


Voluntarios que van "puerta por puerta" en Birmingham, Alabama (ELIJAH NOUVELAGE/)

La última ofensiva para lograr vacunar al tercio del país que todavía se resiste incluye una red de 42.000 farmacias locales donde las personas que puedan llegar a tener dudas pueden consultar a su farmacéutico habitual. El gobierno federal intentará poner un mayor énfasis en llevar las vacunas hasta los consultorios de los médicos para que más personas “puedan recibir esta vacuna en el consultorio de su médico de las personas que conocen y en las que más confían”, justificó Biden.

Además de las farmacias y los consultorios médicos, la Casa Blanca también intentará ampliar la disponibilidad de vacunas en los lugares donde la gente trabaja. Y, por último, el gobierno federal distribuirá más clínicas móviles para llegar a eventos especiales, como los festivales o las ferias de verano, los eventos deportivos, las iglesias, sinagogas, mezquitas o “dondequiera que podamos encontrar personas reunidas”, enfatizó Biden.

“¿Vender o no vender?”: el derrumbe siembra incertidumbre en el caliente mercado inmobiliario de Florida

Con todo, cuando finalice esta semana Estados Unidos habrá vacunado totalmente ya a 160 millones de personas, un enorme logro del gobierno de Biden –que recibió las vacunas del gobierno de Donald Trump y su Operación Warp Speed– que le ha permitido al país dar vuelta la historia de la pandemia del coronavirus. Estados Unidos se encamina a crecer un 7% este año, según el último pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI), la mayor expansión desde la década de los 80, y la vida en el país ya ha vuelto largamente a la normalidad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero la amenaza de la variante Delta inquieta a las autoridades, y el doctor Anthony Fauci -asesor de Biden- ha advertido sobre el surgimiento de “dos Américas”, por los lugares de Estados Unidos, sobre todo, el sur, donde la tasa de vacunación está mucho más rezagada. El motivo no es la falta de vacunas, sino la reticencia de alrededor de un tercio del país a vacunarse.

Cuando finalice esta semana Estados Unidos habrá vacunado totalmente ya a 160 millones de personas (Elijah Nouvelage / AFP)
ELIJAH NOUVELAGE


Cuando finalice esta semana Estados Unidos habrá vacunado totalmente ya a 160 millones de personas (Elijah Nouvelage / AFP) (ELIJAH NOUVELAGE/)

Ante esa realidad, Biden ha insistido con el mismo mensaje. “Estamos saliendo de uno de los años más oscuros de la historia de nuestra nación hacia un verano de esperanza y alegría, con suerte. Piense dónde estaban, dónde estaban el año pasado, dónde están hoy; lo que podían hacer el año pasado en este momento, y lo que hacen hoy”, dijo. “Es un año de progreso reñido. No podemos volvernos complacientes ahora”, cerró el presidente norteamericano.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.