Vacunación contra la COVID-19 reanuda debate sobre inmunización infantil

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·4  min de lectura

La vacunación contra la COVID-19 está reanudando el debate sobre la importancia de las inmunizaciones infantiles. “La pandemia de COVID-19 es un desolador recordatorio del caos generado por las enfermedades que no podemos prevenir. Gracias a las vacunas, ahora tenemos la posibilidad de poner fin a esta pandemia y de reconstruir nuestras vidas”, declaró UNICEF en comunicado de prensa.

Sin embargo, la entidad advirtió que la pandemia golpeó los esfuerzos globales para minizar a millones de niños contra enfermedades como el sarampión. Unas 60 campañas de inmunización fueron aplazadas en 50 países a causa de la pandemia, lo que expone a unos 228 millones de personas –la mayoría niños– al peligro de contraer enfermedades como el sarampión, la fiebre amarilla y la poliomielitis.

“Ahora que las vacunas están en la mente de todos, debemos mantener esta energía para ayudar a todos los niños a ponerse al día con sus vacunas contra el sarampión, la poliomielitis y otras enfermedades. No tenemos tiempo que perder. El terreno perdido significa vidas perdidas”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

Las autoridades médicas encaran ahora dos frentes de batalla en la lucha contra las enfermedades infecciosas.

El primero es aumentar la confianza y el acceso a las vacunas de la COVID-19.

Con esa meta, líderes médicos de AdventHealth y el Departamento de Salud de Florida realizaron un panel junto al alcalde del condado de Orange, Jerry L. Demings. “Entendemos por qué muchas personas se muestran escépticas con las vacunas. Por favor, no permita que su miedo le impida recibir una vacuna que pueda salvarlo“, indicó el Dr. Alric Simmonds, director de equidad en salud de AdventHealth.

Ese esfuerzo debe incluir un enfoque global, recalcó el doctor Victor Herrera, director médico jefe del departamento de inmunología de AdventHealth ante preguntas sobre variantes y el segundo brote de la COVID-19 que está devastando India. “Lo que está pasando en India es realmente trágico. Para realmente desacernos de la COVID-19 necesitamos vacunar a personas en todo el mundo“, dijo Herrera.

“Sé que nos estamos concentrando en nuestra comunidad y en nuestra nación hoy, pero en algún punto tendremos que pensar cuál es el rol de nuestra nación en el mundo”, añadió el galeno.

Esas recomendacione smédicas de seguro se reanudarán a medida que las vacunas de la COVID-19 comiencen a incluir a menores de edad.

Al respecto, el Dr. Raúl Pino, del Departamento de Salud de Florida en el Condado de Orange reiteró la receta de paciencia y calma que ha dispensado durante la pandemia.

Explicó que las pruebas clínicas se centraron en adultos para minimizar la exposición a efectos secundarios en mujeres embarazadas y niños, pero “ahora que sabemos que las vacunas son seguras, hemos llegado a los 40,000 voluntarios de pruebas clínicas. Ahora se están moviendo a personas de 12 años y posiblemente más jóvenes”, detalló Pino.

Este mes, Pfizer anunció que su vacuna es segura en niños de tan solo 12 años, pero las inmunizaciones para ese grupo no han comenzado. Vacunar a niños de todas las edades será fundamental para detener la pandemia y ayudar a las escuelas, al menos los grados superiores, a empezar a parecer un poco más normales después de meses de interrupción.

El segundo frente de batalla, incluye concienciar a los padres sobre la vacuna de la COVID-19 y otras inmunizaciones para menores de todo el mundo.

La OMS, UNICEF, y otros asociados lanzaron la Agenda de inmunización 2030 (IA2030), para ampliar el impacto de “vacunas que salvan vidas mediante sistemas de inmunización más sólidos”, lee el comunicado de la iniciativa.

La “Agenda” se centra en la vacunación a lo largo de toda la vida, desde la infancia hasta la adolescencia y la tercera edad. Si se aplica plenamente, evitará unos 50 millones de muertes, según la OMS, el 75% de ellas en países de ingresos bajos y medios bajos, según datos de la entidad.

En ese aspecto el Departamento de Salud de Florida que cuenta con clínicas de inmunización infantil en los diferentes condados, recalca que retrasar el proceso de vacunación de infantes supone los siguientes riesgos:

  • Recién nacidos, bebés y niños pequeños pueden estar expuestos a enfermedades mortales, posiblemente sin su conocimiento ya que su capacidad para combatir enfermedades potencialmente mortales no está completamente desarrollada.

  • La mayoría de las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas tienen una alta incidencia y tasas de mortalidad entre los bebés y los niños pequeños.

  • La caducidad de las tasas de inmunización suele ser responsable de las epidemias.

“Las vacunas contribuirán a poner fin a la pandemia de COVID-19, pero solo si garantizamos un acceso justo para todos los países y ponemos en marcha sistemas sólidos para distribuirlas”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Y si queremos evitar que aparezcan múltiples brotes de enfermedades potencialmente mortales como el sarampión, la fiebre amarilla y la difteria, debemos garantizar la protección de los servicios de vacunación sistemática en todos los países del mundo”, concluyó el experto.