"Vacuna Sputnik-V llegaría este mes, pero esperará aval de Cofepris"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- La vacuna rusa Sputnik-V podría comenzar a llegar a México este mismo mes, adelantó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Sin embargo, no se podrá aplicar en el país hasta que no cuente con la autorización para uso de emergencia de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En conferencia de prensa, el funcionario detalló que el gobierno mexicano hizo un convenio con el ruso para adquirir 24 millones de dosis equivalentes a 12 millones de tratamientos con la vacuna Sputnik-V.

"Lo deseable y aparentemente posible es que empecemos a tener la vacuna de manera inmediata, acabado el mes de enero, pero claramente en febrero, marzo y abril hasta llegar a la dotación completa".

Este lunes por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con su homólogo ruso Vladimir Putin en el que se abordó la entrega de la vacuna contra la Covid-19, Sputnik-V.

Detalló que para obtener la autorización de la agencia reguladora mexicana, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se requiere que dicha vacuna sea de calidad, segura y eficaz, para lo que se debe integrar un expediente en el que se presenten pruebas sobre su manufactura; también se puede apelar a la confianza pública global que tengan las agencias públicas de regulación sanitaria, para confiar en los certificados que se emitan.

La seguridad y eficacia se demuestran a partir de la investigación clínica. Principalmente las tres fases. La vacuna ya ha demostrado que tiene condiciones de seguridad y eficacia en las fases 1 y 2, los resultados del estudio clínico en estas fases ya se publicaron en la revista The Lancet.

De acuerdo con información del Fondo Ruso de Inversiones Directas, los resultados de la fase 3 están próximos a ser publicados en la revista científica, pero ya los recibió la Secretaría de Salud que, a su vez, los integrará al expediente que revisará la Cofepris.

"Toda vacuna que se autorice en México requiere demostrar calidad, seguridad y eficacia. La calidad se demuestra con una serie de estándares de producción que se llaman buenas prácticas de manufactura, que se verifican con certificados que emiten las autoridades sanitarias del país en donde están las plantas de producción", explicó.

"Estamos en espera de algunos detalles administrativos sobre el expediente que nos permitan que Cofepris dictamine y en su momento dar su autorización sanitaria. Pero no llegará el producto ni se empezará a utilizar a menos que tenga la autorización del uso de emergencia por parte de Cofepris".