La vacuna rusa es la que genera más confianza entre los argentinos, según una encuesta

Alan Soria Guadalupe
·3  min de lectura

El anuncio de Alberto Fernández sobre la compra de 10 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus quedó sumido en la grieta a medida que el oficialismo se esperanza con el fin de la pandemia y la oposición critica la eficacia del medicamento por su proceso de pruebas.

Sin embargo, la opinión pública no parece desconfiar de la vacuna rusa. De hecho, la ubica entre las más valoradas. Según una encuesta de la consultora Opinaia, el suero que llegaría el mes próximo a la Argentina es el que genera más confianza entre quienes están dispuestos a vacunarse contra el coronavirus en comparación con las otras vacunas en camino, provenientes de países como Estados Unidos, Reino Unido, China o Alemania.

La preferencia se midió en un escenario en el que todavía no hay consenso mayoritario en la necesidad de darse una vacuna, cualquiera sea. La encuesta, que se realizó en base a 1800 casos en todo el país, señala que poco más de la mitad de la población (56%) se aplicaría una vacuna suponiendo que estará disponible en las próximas semanas. El 26% respondió que todavía no sabe si lo haría y el 17% no se la dará.

Entre los que contestaron que aceptarían vacunarse, el 17% considera a la solución rusa como la mejor opción, seguida de la alemana (15%), la inglesa (14%), la norteamericana (10%), la israelí (4%) y la china (3%). El 37% restante dijo que todavía no le genera confianza ninguna.

La vacuna rusa -que el Gobierno usará para inmunizar en primera instancia al personal esencial y a los grupos de riesgo- también está entre las más valoradas por todos los que respondieron la encuesta, tengan previsto vacunarse o no. Entre todos ellos, el suero que anunció Vladimir Putin el 11 de agosto figura segundo en la lista de preferencias con el 13%, detrás de la de Alemania (15%) y por delante de la del Reino Unido (12%), Estados Unidos (8%), Israel (4%) y China (2%). El 46% restante respondió aún no confía en ninguna.

Más allá del origen de la vacuna que genera más confianza en la población, el país que la desarrolla no es un factor decisivo a la hora de aplicársela. Entre el total de los encuestados, solo el 18% toma al país de origen de la vacuna como prioridad a la hora de inmunizarse. El 32% respondió que no prioriza "nada en particular", el 26% se preocupa por el precio, el 8% por la cantidad de dosis y el 16% restante respondió que no sabe.

Tras el anuncio del Presidente, el Gobierno espera que en diciembre lleguen las primeras 10 millones de dosis, que podrían ser 25 millones en "los primeros días de enero", según Fernández. El ministro de Salud, Ginés González García, aclaró que en esta primera instancia se podrán inmunizar a 12.500.000 personas.

Mientras tanto, la aprobación del gobierno nacional en su estrategia para combatir el coronavirus sigue en descenso, aunque se mantiene por encima del 50%.

El sondeo de Opinaia registró una caída de cuatro puntos de aprobación entre septiembre y octubre (de 55% a 51%). El apoyo actual es 36 puntos más bajo que el que tenía en marzo, cuando comenzó la cuarentena.

La encuesta se realizó previo al anuncio presidencial, entre el 9 y el 20 de octubre, de forma online y abarcó una muestra de 1800 casos a nivel nacional. El margen de error es de 2,3 puntos.