Contra la vacuna: el pedido de un grupo de diputados para que se investigue la efectividad del dióxido de cloro

LA NACION
·2  min de lectura

Con una postura crítica de las vacunas, diputados de Pro solicitaron al Gobierno que realice investigaciones científicas sobre la efectividad de la utilización del dióxido de cloro, considerado tóxico por la comunidad médica, para tratar el coronavirus.

"Solicitamos junto con otros compañeros diputados que el Gobierno realice investigaciones científicas sobre el dióxido de cloro para determinar su posible utilización, antes que nos obliguen a vacunarnos con vacunas de dudosa efectividad", dijo el diputado nacional Martín Grande, representante de Salta por el Pro, a través de su cuenta de Twitter.

IFE: El ingreso de emergencia sufrirá un fuerte recorte en diciembre y luego desaparecerá

Y compartió un video de su intervención durante un debate en la Cámara de Diputados, del pasado 1 de noviembre, donde dijo: "Me abstuve de votar el presupuesto. Hace un rato, un diputado de este recinto habló de la cantidad enorme de millones que tenemos preparados para esta vacuna que realiza el mundo a las apuradas".

"Todos los argentinos nos vamos a tener que hacer cargo de los efectos colaterales de la vacuna. Todos los argentinos, pero no los laboratorios. Un diputado trató de irresponsable a la colega Mónica Frade por decir que consumía dióxido de cloro. No es la única diputada que consume esto. Somos muchos los diputados que consumimos esto, para facilitar nuestra tarea y no contagiarnos del bicho de porquería ese", añadió.

Y continuó con sus críticas: "El diputado no dice que todos hemos pedido que se investigue, de parte del Estado, el uso del dióxido de cloro. Se lo trata como si fuera una porquería, y un desinfectante, y veneno. Pero somos miles de argentinos los que lo consumimos, y no nos hace mal".

Dióxido de cloro: por qué no hay que consumir el peligroso químico

En ese sentido defendió a la diputada Mónica Frade, quien hace algunas semanas dijo que lo consumía:"Ella no es irresponsable. Y con respecto a los miles de millones que vamos a gastar en la vacuna, que esperamos nos haga bien, aunque yo no me la voy a poner, quizás hubiera sido más barato si usáramos dióxido de cloro".

El dióxido de cloro es un químico peligroso que se presentó en distintos ámbitos del mundo como posible cura para el coronavirus. La polémica por su uso tuvo su máxima exposición en la Argentina en agosto, cuando la conductora de TV Viviana Canosa bebió el líquido al aire. El producto, que se utiliza para fines similares a los de la lavandina, según la comunidad científica, no previene el contagio de Covid-19 ni ayuda a curarlo. Por el contrario, puede causar severos daños en el cuerpo.