Vacuna del neumococo, indispensable para personas vulnerables

Dr. Jorge Perdomo
Vacuna del neumococo, indispensable para personas vulnerables


Las vacunas son una herramienta importante que ayuda a prevenir enfermedades que pueden causar un gran daño a la salud. Hay vacunas que todos debemos tener y hay otras que se recomiendan sólo para ciertas personas, especialmente aquellas que son más vulnerables a ciertas enfermedades debido a su edad o a alguna característica especial que tengan. 


La vacuna del neumococo es una de esas vacunas que se recomienda en ciertos casos especiales


El neumococo es una bacteria que puede causar enfermedades comunes como infecciones en los oídos o infecciones en senos paranasales ( sinusitis), pero también puede causar enfermedades más severas como neumonía, meningitis o infección en la sangre (bacteremia) las cuales pueden, incluso, llegar a ser mortales; es por esto que se creó una vacuna contra esta bacteria, para proteger contra las infecciones más agresivas y mortales que esta bacteria puede causar.


2 tipos de vacunas del neumococo, ¿ a qué edad es conveniente aplicarla?


Existen 2 tipos de vacunas:

1.La vacuna conjugada protege contra 13 “tipos” diferentes de la bacteria y está recomendada para niños menores de 2 años, adultos mayores de 65 años y personas entre 2 y 65 años con ciertas enfermedades como diabetes mellitus, infección por VIH, enfermedades crónicas del corazón, hígado o riñones. 


2.La vacuna polisacárida protege contra 23 “tipos” diferentes de la bacteria y se recomienda para personas mayores de 65 años, personas de 19 a 64 años que fuman y personas entre 2 y 64 años con enfermedades que debilitan el sistema de defensas del cuerpo o de los pulmones (enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, diabetes mellitus, alcoholismo, infección por VIH).


En algunos países esta vacuna ya se encuentra dentro del esquema básico de vacunación, pero hay algunos otros en los que únicamente se aplica si se cumplen con los requisitos mencionados. 


Si tú, algún familiar o conocido cumple con alguno de los requisitos para poder aplicarse la vacuna, es importante que acudan con un médico para que platiquen sobre la posibilidad de aplicarla.

Se ha comprobado que incluso 1 sola dosis de la vacuna puede disminuir efectivamente el riesgo de contraer alguna infección que pueda poner en riesgo la vida de la persona vacunada.