¿La vacuna llega en diciembre? Los tiempos de los laboratorios complican el plan que anunció Alberto Fernández

Iván Ruiz
·4  min de lectura

El sueño de la vacuna contra el coronavirus aplicada a millones de argentinos en diciembre, como dijo el presidenteAlberto Fernández, se diluye con el paso de los días. Más allá de la logística que implicaría un plan masivo de vacunación, los proyectos más avanzados para encontrar la cura del coronavirus todavía dejan más dudas que certezas sobre la posibilidad de contar con millones de dosis listas para aplicar antes de 2021.

"Esperamos que la mayor parte [de la vacuna] sea suministrada en el primer trimestre del año que viene", dijo Kiril Dmitriev, director general del fondo estatal ruso de Inversiones Directas, oficina que está a cargo del proyecto Sputnik V, la vacuna rusa que comprará el Gobierno.

Tests PCR: el Gobierno dejó pruebas sin usar y favoreció a sus socios políticos

En una reunión de prensa de la que participó LA NACION, Dmitriev detalló que las primeras dosis llegarán al país desde la India, Corea del Sur y China. El funcionario ruso, además, dejó abierta la puerta para que la Argentina decida desarrollar el suero de la vacuna, como ocurre con el proyecto que desarrolla el laboratorio AstraZeneca con la Universidad de Oxford, aunque Dmitriev aclaró que todavía no se avanzó en ese sentido.

"En lo que se refiere a los plazos de suministro hay muchos elementos [a tener en cuenta], como la aprobación por el [organismo] regulador argentino. Vamos a presentar todos los datos al regulador y esperamos que se apruebe lo más pronto posible. Eso determinará los plazos de suministro de la vacuna", dijo el funcionario.

Denis Logunov, vicedirector del Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, a cargo del equipo de desarrollo de la vacuna, en tanto, señaló a la prensa que el volumen de producción de la vacuna en Rusia para el mes que viene será de 1,5 millones de dosis para fin de mes y que la producción alcanzará entre 3 y 5 millones de dosis mensuales a partir del año que viene.

El Gobierno anunció la semana pasada que comprará 10 millones de dosis de la vacuna rusa. "Estarían en condiciones de darnos 10 millones de cada una de las dos dosis [que requiere la vacuna]. Las podemos tener en diciembre acá y en los primeros días de enero podríamos tener, según me dicen, 15 millones de dosis más", dijo Fernández al sitio estatal ruso Sputnik.

A Fondo. Así funcionan las vacunas en carrera contra el coronavirus

Mientras la vacuna rusa difícilmente esté lista para diciembre, el proyecto de AstraZeneca recién estaría disponible para su aplicación en abril. Después de superar la última etapa de transferencia de tecnología, que todavía se hace en la planta de Garín, la producción comenzaría a partir del 26 de noviembre, informaron fuentes del sector.

Los lotes de vacunas saldrían en enero rumbo a México, donde se haría el envasado, y luego se redistribuiría para toda la región en abril. Después de hacer pública la compra de vacunas rusas, el Gobierno firmó un acuerdo con AstraZeneca para adquirir 22 millones de vacunas. Esas tampoco estarían en diciembre, sino recién en 2021.

La vacuna que desarrollan BioNTech y el laboratorio Pfizer tampoco está claro cuándo estará lista para su aplicación. Albert Bourla, director ejecutivo de la farmacéutica, aclaró en una carta abierta que Pfizer solicitará la autorización a las autoridades de Estados Unidos en la tercera semana de noviembre.

La compañía comunicó el lunes que su vacuna tiene el 90% de eficacia, un resultado que fue acompañado por la comunidad científica. Más allá de que todavía no están claros los tiempos para su aplicación, este proyecto tiene otras dificultades, como la necesidad de mantener la vacuna a una temperatura de -70°, lo que requerirá contar con heladeras especiales para su traslado y guardado.

Quiénes ganan con las ojeras de Alberto Fernández

Por su parte, Rusia anunció esta semana que la Sputnik V tiene un 92% de efectividad. Aunque se esperaba que el anuncio fuera dentro de las próximas dos semanas, Moscú dio a conocer los resultados preliminares horas después que Pfizer.

Esperanzado con que se mantendrá ese rango de eficacia, Logunov respondió a las dudas respecto de los efectos adversos del suero. El funcionario dijo que "todas las vacunas tienen efectos adversos" y que en el caso de la Sputnik V se registraron efectos "estándar" como "dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y fiebre".

Los tres proyectos de vacunas contra el Covid-19 están en la fase 3 de investigación, es decir, todavía están en etapa de pruebas. A pesar de que en todos los casos ya se comenzaron a producir, todavía está pendiente la finalización de la etapa de pruebas y la posterior aprobación por parte de las autoridades que, en el mejor de los casos, podría ocurrir en el transcurso de diciembre, según advierten fuentes del sector.