Aún y con vacuna se deben evitar reuniones masivas: especialista

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·4  min de lectura

Si bien la vacuna contra el Covid-19 que se está aplicando a adultos mayores, puede reducir el riesgo de padecer casos graves del virus, o incluso de fallecer por esta causa, aún deben acatarse las disposiciones sanitarias que señalan las autoridades, principalmente evitar las reuniones masivas y mantener el uso del cubrebocas, así lo señaló el integrante del equipo consultor de enfermedades infecciosas del Colegio de Medicina Interna de México, Francisco Márquez Díaz.

“Una dosis sí puede proteger contra enfermedad grave, pero tampoco es para reunirse y convivir estrechamente y esas reuniones deberán ser cuestiones verdaderamente importantes para congregar a las personas, mientras eso no suceda en México seguimos con la indicación de que no mezclemos nuestros núcleos familiares”.

Indicó que la primera dosis de la vacuna permite cierta inmunidad al organismo, pero es necesaria la colocación de la segunda dosis para que se obtenga mayor protección contra el Covid-19, por lo que exhortó a los adultos mayores de 60 años que han estado recibiendo el biológico a no bajar la guardia contra el virus.

En relación a las reuniones masivas, mencionó que pueden flexibilizarse algunos aspectos como la cantidad de personas y la sana distancia, pero por ningún motivo se pueden llevar a cabo como en la ‘antigua normalidad’, al menos no por el momento.

“El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos ya empezó a dar pautas para la convivencia en personas vacunadas, pero esa pauta es para personas que ya recibieron dos dosis, y se está hablando de que ya podrían reunirse entre 8 y 10 personas, sin cubrebocas, de núcleos familiares diferentes, pero siempre y cuando todos ya estén vacunados”.

En torno a la restricción de las autoridades sanitarias estatales para no aplicar la vacuna a los adultos mayores que tengan un consumo previo de medicamentos anticoagulantes, Márquez Díaz indicó que la única reacción adverse que podría provocar es la aparición de moretones en el brazo, por lo que no deberían estar contraindicados para la inoculación del biológico.

“No es una contraindicación, si el paciente tiene una dosis muy alta de anticoagulantes, deberá checar el tema con su médico y hay una zona de seguridad en los laboratorios, que si está por debajo del 3.5 en un indicador que se llama INR, lo pueden vacunar sin problema; no es una cuestión de toxicidad, el tema es que se les puede hacer un hematoma en el brazo, ese es el problema”.

Al respecto, señaló que ya hizo llegar a las autoridades del Instituto de Servicios de Salud del Estado (ISSEA) un expediente de evidencias científicas que así lo avalan, de modo que se les pueda colocar la vacuna a las personas a las que no se les realizó la aplicación por el consumo de anticoagulantes.

“Evitaremos el hematoma en el brazo si se aplica una técnica denominada ‘Z’ y comprimir o apretar el brazo de 10 a 15 minutos para que no se forme el hematoma, es lo único que tenemos que hacer y no está contraindicado el uso de anticoagulantes”, agregó.

Por último, el especialista se dijo optimista por la reducción de casos nuevos y hospitalizaciones por Covid-19 grave, aunque tampoco se pueden echar las campanas al vuelo, ya que esto se podría deber a varios factores.

Entre ellos, comentó que el número bajo de contagios que se ha estado informando por parte de la Secretaría de Salud Estatal podría ser la causa de la proliferación de laboratorios que han estado ofertando pruebas rápidas de antígenos, que si bien pueden ayudar a detectar un posible caso de Covid-19, no son tan exhaustivas como las pruebas PCR.

“Ahora con la promoción que se ha hecho con la prueba de antígenos, menos personas se están haciendo pruebas PCR, ya esta prueba se está haciendo en muchos laboratorios, pero la limitante es que este tipo de pruebas no detectan tan fácilmente a los pacientes asintomáticos, entonces muchas personas están haciendo pruebas y pueden estar saliendo negativos”.

Lo anterior, podría dar una cifra de ‘falsos negativos’, principalmente en pacientes asintomáticos, que bien podrían continuar contagiando, pero sin darse cuenta y sin registrarse en la estadística.

Por ello, pidió a la ciudadanía a no dejar de acatar las medidas sanitarias a fin de cortar la cadena de transmisión del virus.