Brasil decide el domingo sobre el uso de vacunas con carácter de emergencia

Agencia EFE
·3  min de lectura

Brasilia, 12 ene (EFE).- La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil informó este martes que decidirá el próximo domingo sobre el uso con carácter de emergencia de las vacunas del laboratorio chino Sinovac y del anglo-sueco AstraZeneca.

En un comunicado, la Anvisa indicó que la Dirección Colegiada de la entidad se reunirá el 17 de enero "para decidir sobre los pedidos de autorización en carácter de emergencia, temporal y experimental" de los dos antídotos que serán producidos en el país por los laboratorios estatales Instituto Butantan y la Fundación Fiocruz.

"La fecha representa el penúltimo día del plazo establecido por la propia agencia como meta para el análisis de los pedidos. Por eso es necesaria la entrega, en tiempo hábil para análisis, de los documentos que faltan y los complementarios", añadió el ente regulador en referencia a la documentación presentada por las instituciones.

El Instituto Butantan, vinculado al Gobierno del estado de Sao Paulo y que trabaja desde hace varios meses en el desarrollo de la vacuna china Coronavac, y la Fundación Fiocruz, que hace lo propio con la de AstraZeneca y la universidad británica de Oxford, realizaron pruebas de sus antivirus en miles de voluntarios.

Con un 50,4 % y un 70 % en promedio de eficacia, las vacunas de Sinovac y AstraZeneca, respectivamente, son las apuestas firmes de Brasil para reducir el número de hospitalizaciones y muertes por covid-19, después de un aumento disparado de los casos en plena segunda ola de la pandemia sin nunca haber controlado la primera.

El Instituto Butantan, que ya tiene diez millones de dosis de la Coronavac almacenadas, tiene licencia para fabricar en el país este antídoto, del que el Ministerio de Salud ya anunció la compra inicial de cien millones de dosis para su campaña de vacunación y que se suman a otras 110 millones de la de AstraZeneca.

Otras dos millones de dosis de la fórmula de AstraZeneca, fabricadas en India y adquiridas a través de la plataforma Covax Facility, un programa global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar la vacuna a todos los países y del cual Brasil forma parte, deberán llegar en los próximos días.

MÁS VACUNAS

Otros dos antídotos, el del consorcio estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech y el de la belga Janssen, brazo europeo de la multinacional norteamericana Johnson & Johnson, realizan también en Brasil estudios de tres fases con voluntarios, pero ninguno ha pedido al regulador su uso de emergencia hasta el momento.

Las vacunas Sputnik V, desarrollada en Rusia y con un principio de acuerdo con el Gobierno del estado de Paraná (sur), y Covaxin, del laboratorio indio Bharat Biotech y que pretende ser adquirida por las clínicas particulares, pueden entrar en el cuadro de vacunas a pesar de no haber tenido estudios previos en el país.

Brasil es uno de los epicentros globales de la pandemia y el segundo país con más muertes por la enfermedad en el mundo después de Estados Unidos, con más de 204.000 víctimas, y el tercero con más contagios después de la nación norteamericana e India, con cerca de 8,2 millones de casos confirmados.

(c) Agencia EFE