Vaca Muerta: siguen los cortes pero, tras 20 días de piquetes, avanzan las negociaciones

Paz García Pastormerlo
·3  min de lectura
Personal de Salud hizo piquetes sobre las rutas de entrada en la destileria de petróleo de YPF, en Plaza Huincul, Cutral Co, impidiendo el ingreso de camiones de las petroleras de Vaca Muerta.
Fabian Marelli

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- La asamblea interhospitalaria de los autoconvocados de Salud neuquinos rechazó la propuesta que realizó este fin de semana el gobierno provincial y continuarán los cortes de ruta en distintos puntos de los alrededores de Vaca Muerta, aunque aseguraron que dejarán pasar camiones con provisiones y combustible.

En tanto, ATE mantiene una negociación en curso con el gobierno neuquino. Tras recibir la oferta de un aumento del sueldo básico del 53,1% en cuotas hasta marzo de 2022, el gremio Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Neuquén presentó hoy un nuevo pedido de reunión con el gobierno neuquino para conseguir que se acorten los plazos de las cuotas. “Pedimos cambiar la distribución de las cuotas, de modo que todo el impacto salarial sea dentro de 2021”, había dicho el secretario general de ATE y de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Neuquén, Carlos Quintriqueo, antes de reunirse en el marco de la conciliación.

Dólar hoy: tres razones por las que sube el blue

Tras un encuentro que duró hoy casi dos horas, la propuesta del gobierno de Neuquén modificó los plazos establecidos en el acta del domingo y propone ahora cinco aumentos (en lugar de las seis cuotas que estipulaba la oferta anterior), a pagar en mayo (10%), julio (5%), septiembre (5%), noviembre (5%) y diciembre (8,12%).

La nueva propuesta salarial prevé “un incremento al básico para el período marzo 2021 a diciembre 2021 inclusive de aplicación en dos tramos, el primero ya acordado y aplicado sobre los haberes del mes de marzo 2021, y un nuevo incremento con aplicación sobre éste hasta llegar a un 53,09% total de incremento efectivo”. Mañana, la nueva propuesta será debatida en asamblea general a las 10, en el predio de ATE en Plottier.

De la reunión de esta tarde participaron el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel; la ministra de Gobierno, Vanina Merlo; la ministra de Salud, Andrea Peve, y el ministro de Economía de Neuquén, Guillermo Pons, así como los representantes de ATE, Carlos Quintriqueo, Andrea Gatica, Juan Millapan y Mario Sepúlveda.

Por su parte, los autoconvocados de Salud -que en su mayoría no están sindicalizados- desestimaron las ofertas gubernamentales. “Hubo un rechazo al planteo del acta e hicimos una contrapropuesta. No queremos el 53% en seis cuotas, lo queremos en dos este año, a pagar en mayo y en julio. Y pedimos que haya una nueva mesa salarial en julio. Se evalúa que esa mesa salarial la ganamos nosotros y no ATE”, dijo hoy a LA NACION Javier Lombardo, del Hospital Heller de Neuquén Capital.

En ese sentido, los autoconvocados de Salud -que llevan más de 50 días de protesta y casi 3 semanas de piquetes- resaltan que los avances en las negociaciones con el gobierno provincial fueron posibles “gracias a nuestra lucha y no al accionar de la burocracia”.

Lombardo agrega que están analizando la posibilidad de que “una comisión de autoconvocados supervise el pase a planta a eventuales entre los sindicatos y el gobierno para evitar acomodos”. A su vez, indicó que los cortes de ruta se reorganizarán: dejarán pasar camiones de abastecimiento, incluso de combustible.

La asamblea interhospitalaria de Añelo, donde se encuentra uno de los piquetes de los trabajadores de Salud, pidió que el 53% se pague hasta junio y que haya una nueva mesa de negociación en julio.

La propuesta es un arranque para hacer una contrapropuesta, pero es tramposa porque no tiene en cuenta lo perdido en 2020, por lo cual los aumentos acordados no pueden superar las dos cuotas. Además, los aumentos deben ser acumulativos hasta totalizar entre ambos el 53% y a partir de enero de 2022 debe regir un nuevo acuerdo. Por último, debe incluir la anulación de sumarios iniciados y cualquier sanción o causa administrativa o penal para quienes sostuvimos esta lucha”, aseguró Gabriela Suppicich, trabajadora del Hospital Plottier.