Vaca Muerta: denuncian la usurpación de 60 viviendas a medio construir en Neuquén

·4  min de lectura
La Policía se presentó en el lugar
La Policía se presentó en el complejo de vivienda usurpadas en Añelo, Neuquén

La usurpación de un plan de 60 viviendas a medio construir por parte de migrantes del norte del país desnudó el déficit de infraestructura que atraviesa Añelo, en el corazón de Vaca Muerta. El pueblo de 8 mil habitantes, ubicado en el centro-este de Neuquén, vive un boom demográfico a partir de los atractivos salarios de la industria petrolera, pero afronta dificultades para brindar los servicios básicos a los nuevos pobladores.

El intendente de Añelo, Milton Morales, denunció el pasado lunes que un grupo de nuevos pobladores que venían de provincias del norte del país, como Salta, Tucumán, Entre Ríos o Formosa, usurparon un complejo de 60 viviendas, que tienen un 40% de avance en la construcción y que ya habían sido adjudicadas a otros habitantes del pueblo que esperan por su hogar hace cerca de 10 años.

Aunque los ocupantes afirmaron que los inmuebles están vacíos desde 2018 y sin avances en la construcción a partir de la pandemia, el jefe comunal negó esas declaraciones y acusó a los usurpadores de organizar una acción masiva y atípica de la localidad para quedarse con las viviendas. Por su parte, algunos de los adjudicatarios del plan decidieron instalarse en las casas para evitar nuevas ocupaciones.

Morales aseguró a la prensa que los usurpadores “tienen que ver con la afluencia de gente que viene a trabajar a Vaca Muerta. La gran mayoría está trabajando, consiguió trabajo, pero quiere solucionar su situación habitacional de la noche a la mañana”.

Recordó que es posible acceder a una parcela a través de los loteos municipales. Sin embargo, para eso es necesario acreditar al menos cinco años de residencia en la localidad. Mientras tanto, la falta de viviendas disponibles y el alto poder adquisitivo de los petroleros que las demandan suben los precios de los alquileres, que ya están entre los más altos de Argentina.

La Policía se presentó en el lugar
La Policía se presentó en el lugar

Por las duras condiciones de vida que impone el sector petrolero, muchas veces el jefe de familia se instala en la zona para trabajar en los yacimientos mientras que su familia regresa a su lugar de origen a la espera de un reencuentro en el futuro. Algunos deben pagar cerca de 180 mil pesos mensuales para habitar una casa de tres ambientes, si consiguen disponibilidad, mientras que otros se instalan en departamentos que se pagan por día.

“Hoy la localidad de Añelo está colapsada”, dijo Morales y aseguró que ya no hay más espacio para las cuatro o cinco familias que llegan por semana a ese punto de Neuquén en busca de oportunidades de la industria del petróleo y gas.

Añelo recibe una coparticipación del 0,8% que no alcanza para sostener los gastos básicos de la administración comunal. Está calculada en base a una población de 500 habitantes, pero hoy son cerca de 8 mil. Por eso, el gobierno de la provincia los asiste de manera permanente para cubrir los gastos corrientes. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en materia de infraestructura, en un contexto que exige acelerar el ritmo por la creciente demanda de nuevos pobladores.

“Tenemos 600 familias asentadas sobre la meseta y gran parte de ellas no tienen gas, en Vaca Muerta”, se lamentó el jefe comunal sobre la necesidad de hacer grandes inversiones en infraestructura para cubrir las necesidades básicas de la población.

La semana pasada, el director del hospital de Añelo aseguró que el centro de salud ya quedó chico para la demanda de atención que reciben a diario. Si bien este edificio fue inaugurado en 2018, el personal del lugar es reducido para atender no solo las consultas de los habitantes del pueblo sino también a gran parte de los trabajadores: entre 20 mil y 25 mil petroleros que se trasladan por la zona para cumplir tareas en los pozos.

Mientras tanto, el intendente aclaró que aún resta resolver la ocupación de las viviendas. “Hablé con cada uno de los que habían usurpado. Y detectamos que hay familias que llegaron en los últimos tres meses, y otros en el lapso de los últimos tres años”, dijo y agregó: “Quieren asentarse en Añelo, pero les aclaramos que no es la metodología”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.