Vídeo muestra a policías de Syracuse deteniendo a niño de 8 años, entre llantos, por robar unas papas

·4  min de lectura
Un niño de 8 años de Syracuse fue filmado por los transeúntes mientras los agentes lo agarraban de su bicicleta después de que supuestamente robara una bolsa de papas fritas. No se presentaron cargos. (Facebook/Kenneth Jackson)
Un niño de 8 años de Syracuse fue filmado por los transeúntes mientras los agentes lo agarraban de su bicicleta después de que supuestamente robara una bolsa de papas fritas. No se presentaron cargos. (Facebook/Kenneth Jackson)

Un vídeo viral que muestra a un grupo de agentes de policía de mayoría blanca en Syracuse (Nueva York) deteniendo a un niño negro de 8 años tras afirmar que había robado una bolsa de papas fritas, ha acumulado millones de visitas y ha llevado a muchos comentaristas a relacionar el incidente con la historia de brutalidad policial del país contra las minorías raciales.

Syrcause.com informó por primera vez de cómo Kenneth Jackson, el residente de Syracuse que captó las imágenes virales, estaba haciendo el mandado el domingo cuando vio por primera vez a un grupo de agentes agarrar al niño de 8 años de su bicicleta, mientras la bolsa de Doritos supuestamente robada se desparramaba por todas partes.

“Le arrebataron la bicicleta”, dijo al medio local. Fue entonces cuando el hombre de 37 años decidió grabar.

“¿Qué estás haciendo?” pregunta Jackson en la grabación del teléfono móvil, mientras hace un gesto al agente de policía que sujeta los brazos del niño de 8 años que solloza, dirigiéndolo hacia un auto policial marcado.

“Puedes adivinar lo que estoy haciendo”, responde el agente que sujeta al niño.

A continuación se produce un intercambio entre los demás agentes del grupo y Jackson, en el que se oye a uno de los agentes del norte del estado de Nueva York explicar que “está robando cosas”, mientras se oye a los transeúntes incrédulos en el fondo exclamar: “¿Qué edad tiene? ¿10 años?”

Los lamentos del niño se oyen fuera de cámara, llegando en algunos momentos a gritar, mientras es obligado a sentarse en la parte trasera del coche de policía.

Durante el resto del vídeo, los agentes son interrogados por el grupo de curiosos que intentan proponer soluciones alternativas al incidente, como llamar a los padres del niño en lugar de meterlo en la parte trasera del vehículo.

En un momento dado, se oye a Jackson ofrecerse a pagar la bolsa de papas fritas que supuestamente había robado el niño.

Syracuse.com informó que el niño y sus dos hermanos fueron llevados más tarde a casa de su padre por los policías, quienes informaron a Anthony Weah que sus hijos habían sido acusados de robar papas fritas en una tienda.

El padre declaró al medio local que los agentes no presentaron cargos contra los chicos y que fueron “amables” cuando llegaron. No fue hasta más tarde, según informó Syracuse.com, que el padre de los tres niños vio el vídeo viral que desde entonces tiene más de 4,5 millones reproducciones en Twitter y 47.000 en Facebook.

Después de ver el incidente, en el que se ve a su hijo llorando mientras un agente le tira de los brazos a la espalda, Weah empezó a recelar de la forma en que el departamento había tratado el asunto.

“¿Por qué la policía trató así a ese niño?”, comentó a Syracuse.com, añadiendo que está contemplando la posibilidad de presentar una queja contra el Departamento de Policía. “Por una bolsa de papas fritas de $3”.

La condena generalizada del vídeo viral obligó al alcalde de la ciudad a hacer una declaración sobre el incidente, señalando que inicialmente estaba preocupado por las imágenes y que desde entonces ha pedido al jefe de la policía de Syracuse, Ken Buckner, que revise todas las grabaciones de las cámaras corporales del incidente.

“El agente conocía al niño de interacciones anteriores y le explicó que lo iban a llevar a casa”, explicó el alcalde Ben Walsh en un comunicado. “Los agentes devolvieron al niño a su familia y discutieron el incidente con su padre antes de marcharse sin presentar ningún cargo”.

Debido a la creciente atención que ha recibido el incidente del domingo, el Departamento de Policía de Syracuse se vio obligado a emitir su propio comunicado, dos días después del hecho, en relación con su revisión en curso de las cámaras corporales del agente, haciendo hincapié en que, contrariamente a lo que ha estado circulando en línea, el niño “no fue esposado”.

“Tenemos conocimiento de un vídeo que se está compartiendo en las redes sociales en el que están implicados varios de nuestros agentes y menores acusados de robar en una tienda de la zona norte de la ciudad. El incidente, incluyendo las acciones de los agentes y las cámaras corporales, está siendo revisado”, reza el comunicado. “Hay cierta información errónea en relación con este caso. El joven sospechoso de robo no fue esposado. Fue colocado en la parte trasera de una unidad de patrulla, donde fue llevado directamente a su casa. Los agentes se reunieron con el padre del menor y no se presentaron cargos”.

The Independent se puso en contacto con el Departamento de Policía de Syracuse para que comentara sobre el incidente del niño de 8 años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.