Hombre arde en llamas tras recibir disparo con pistola eléctrica luego de rociarse con desinfectante

·2  min de lectura
  • Las autoridades publicaron el perturbador video de un hombre que arde en llamas debido a la pistola eléctrica de la policía después de que se rociara con desinfectante de manos

  • Jason Jones murió seis semanas después del incidente de octubre en la ciudad de Catskill

La fiscalía de Nueva York ha hecho público un impactante video de vigilancia que muestra el momento en que un hombre arde en llamas cuando la pistola eléctrica de un agente de policía prende fuego al desinfectante de manos con el que se había rociado.

Jason Jones, de 29 años, murió seis semanas después de entrar en la comisaría de la localidad de Catskill el pasado octubre, donde se vio envuelto en una discusión con los agentes.

Ahora, la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, hizo público un video inédito del interior de la comisaría, que no tiene audio, donde se puede ver a Jones paseando por el vestíbulo y enfrentándose a los agentes.

A los 30 segundos del video, Jones sin camiseta toma un desinfectante de una mesa y se rocía la parte superior del cuerpo y la cabeza. A continuación, uno de los tres agentes apunta con la pistola eléctrica a Jones, que supuestamente estaba intoxicado, antes de dispararla.

Jones no aparece en la cámara cuando eso ocurre, pero varios segundos después aparece una luz brillante en el encuadre y los agentes retroceden.

Cuando Jones vuelve a aparecer en la cámara, su cabeza y sus hombros están cubiertos de llamas y, mientras cae, los agentes huyen de la habitación.

Uno de ellos mira hacia la esquina mientras el pelo de Jones sigue ardiendo.

Cuando todos los agentes regresan las llamas se han apagado y Jones, que está consciente y de rodillas, tiene visibles marcas rojas en el cuerpo.

Otra persona llega al lugar de los hechos y presta ayuda a Jones, que es trasladado a la unidad de quemados del Hospital de la Universidad Médica del Estado de Nueva York, en Siracusa.

Se realizará una autopsia sobre el caso de su muerte y se determinará qué papel tuvo la pistola eléctrica.

La Oficina de Investigaciones Especiales del Fiscal General ha puesto en marcha una investigación por tratarse de una muerte con participación de agentes.

El jefe de la policía de Catskill, Dave Darling, declaró a The Times Union en noviembre que creía que los agentes “tenían miedo de que se hiciera daño a sí mismo, y eso fue lo que empezó todo”.                                  

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.