Este vídeo de una explosión en Estambul se grabó en 2016, no es del atentado de noviembre de 2022

Una secuencia de unos diez segundos circula en redes sociales con información sobre el ataque en una avenida comercial de Estambul que dejó seis víctimas mortales el 13 de noviembre de 2022. Pero la grabación viral, con más de 5.000 reproducciones desde el día del suceso, no corresponde a esa explosión sino a otra, provocada en la misma zona, en marzo de 2016. Aquel atentado suicida provocó cuatro muertes.

“El atentado en la Avenida Istiklal de Estambul habría sido perpetrado por una mujer según muestra una cámara de seguridad”, dice un tuit publicado el mismo día del atentado en la ciudad turca, con imágenes de una cámara de vigilancia en las que aparecen transeúntes en una calle momentos antes y después de una explosión. La secuencia también fue compartida en Facebook y Telegram.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 16 de noviembre de 2022

Los usuarios vinculan las imágenes al atentado del 13 de noviembre en una concurrida avenida de Estambul, Istiklal, en el que murieron seis personas y más de 80 resultaron heridas. Las autoridades detuvieron a una mujer siria como principal sospechosa del ataque y acusan a los movimientos kurdos Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las Unidades de Protección Popular (YPG), pero ambos negaron su implicación. El ataque, a fecha de publicación de este artículo, no había sido reivindicado.

El vídeo viral, con información del ataque de 2022, fue compartido también en árabe, persa y urdu.

El vídeo es de un ataque en 2016

Una búsqueda inversa por fotogramas clave del vídeo en el motor de búsqueda Yandex llevó a una versión más larga del vídeo, publicada en Twitter el 19 de marzo de 2016 por una agencia de noticias turca. El tuit dice mostrar “imágenes más claras del ataque suicida en la Avenida Istiklal”.

La agencia de noticias rusa Ruptly y el diario británico The Daily Express también publicaron en marzo de 2016 el vídeo viral.

El 19 de marzo de 2016, cuatro personas murieron y 36 resultaron heridas en un atentado suicida cometido por un kamikaze a quien las autoridades turcas vincularon con el grupo yihadista Estado Islámico.

Tanto el ataque de 2016 como el de noviembre de 2022 se realizaron a pocos metros de distancia en la Avenida Istiklal, una arteria comercial de la ciudad turca, muy transitada por turistas y habitantes estambulitas.