Las “víctimas de abril” piden a la OEA que acabe con la “impunidad” en Nicaragua

·2  min de lectura

Managua, 24 abr (EFE).- La Organización de Víctimas de Abril (OVA) pidió este domingo a la Organización de los Estados Americanos (OEA) que aplique los mecanismos multilaterales para acabar con la “impunidad” en Nicaragua, en referencia la “violación de derechos humanos” que atribuye al presidente Daniel Ortega.

“Queremos hacer un llamado a la OEA, que haga funcionar los mecanismos que ya existen, para que no siga en la cara de todo el mundo la impunidad, la violación de los derechos humanos que comete el régimen Ortega Murillo”, dijo la presidenta de OVA, Grethel Gómez, en un mensaje compartido con la Unión de Presos Políticos Nicaragüenses (UPPN).

Tanto OVA como la UPPN responsabilizan a Ortega por la muerte de al menos 355 personas como producto de ataques armados contra las manifestaciones multitudinarias de 2018, así como por mantener en prisión a 181 opositores encarcelados, considerados “presos políticos”, y supuestas violaciones a los derechos humanos en Nicaragua.

Aunque el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua está en marcha desde hace cuatro años en la OEA, por los señalamientos contra Ortega, hasta ahora el organismo no ha dado el paso decisivo, que es la suspensión del país.

Gómez preguntó “a estos Gobiernos (miembros de la OEA) qué más necesitan para poder tomar una decisión y utilizar los mecanismos que ya se han suscrito en los acuerdos internacionales para tomar acción contra estos Gobiernos que están violando, que están cometiendo crímenes de lesa humanidad en sus países”.

La activista recordó que en las elecciones de noviembre pasado, en las que Ortega obtuvo su tercera reelección consecutiva, “más del 80 % de los nicaragüenses no fuimos a votar, fue un silencio muy ensordecedor para todo el mundo”.

El dato de Gómez se basó en un estudio del observatorio Urnas Abiertas, que calculó la abstención en un 81,5 %, sin embargo, el Consejo Supremo Electoral (CSE) estableció el abstencionismo en un 34,74 %.

Desde 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que se acentuó en las elecciones de noviembre pasado, cuando Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.