Víctima de Parkland inicia guerra de almohadas progresistas contra trumpistas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 5 feb (EFE).- David Hogg, un estudiante sobreviviente del tiroteo de Parkland (Florida, EEUU), en el que murieron 17 personas, lanzó este viernes una iniciativa comercial de almohadas que se perfila como una verdadera "pelea" contra el dueño de "MyPillow", Mike Lindell, un acérrimo seguidor del expresidente Donald Trump.

Hogg es uno de los líderes estudiantiles que a los pocos días de la masacre del 14 febrero de 2018 ya habían organizado un movimiento a favor del control de armas en Estados Unidos y una marcha en Washington junto a jóvenes activistas de la escuela Marjory Stoneman Douglas, donde ocurrió el tiroteo.

Como uno de los fundadores de la organización March for Our Lives, Hogg cuestiona, entre otros, las donaciones a campañas políticas de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) y ha sido incluso blanco de intimidación por parte de la polémica congresista republicana Marjorie Taylor Greene.

Greene, que se ha adherido abiertamente al movimiento conspiratorio QAnon, y el conocido fabricante de almohadas, "My PillowGuy", como es conocido Lindell, han promovido que hubo fraude en las elecciones de noviembre, en las que salió derrotado Trump por el demócrata Joe Biden.

En ese sentido, Hogg dijo que su compañía "no iba a intentar un derrocamiento por parte de supremacistas blancos del Gobierno de Estados Unidos", en referencia al asalto al Capitolio del pasado 6 de enero que protagonizaron seguidores del expresidente y que estuvo motivado por esas acusaciones de fraude, promovidas por el propio Trump sin que aporte pruebas.

A través de su cuenta en Twitter, Hogg ha estado este viernes organizando cómo va a ser este emprendimiento con la ayuda de cibernautas que lo apoyan con sus ideas.

El joven dice que va a demostrar que los progresistas pueden hacer una mejor almohada, eso si con "trabajadores sindicalizados radicados en Estados Unidos, abastecimiento sostenible, un fondo de ayuda al bien social y un mejor producto.

"Esta pelea de almohadas se volvió muy real", subrayó Hogg, quien dijo que se desempeñará como asesor del empresario tecnológico William LeGate.

Aseguró que ambos "van a demostrar que los progresistas pueden hacer una mejor almohada, administrar un mejor negocio y ayudar a hacer del mundo un lugar mejor mientras lo hacen".

El joven dijo que buscan contratar veteranos y convictos que han pagado su deuda con la sociedad para la producción y que esperan lanzar el negocio en unos seis meses.

"Queremos venderle almohadas lo antes posible, pero tenemos estrictos requisitos éticos sobre mano de obra y abastecimiento que también requieren tiempo para cumplir", detalló.

Hoog señaló además que no usarían el nombre de la competencia, "pero nos encantaría emplear a los despedidos debido a las acciones de Mike" Lindell.

"Los demócratas ahora controlan la Cámara, el Senado, la Presidencia y las almohadas", dijo en broma unos de los participantes en Twitter en la lluvia de ideas.

(c) Agencia EFE