Víbora venenosa es hallada viva en una bolsa de lechuga de supermercado

Jack Dutton / Newsweek
·3  min de lectura

LA CADENA de supermercados Aldi ha iniciado una investigación después de que una pareja australiana se conmocionó al encontrar una víbora venenosa viva en una bolsa de lechuga.

Alexander White y Amelie Neate hallaron una joven víbora de cabeza pálida en un paquete doble de lechuga que compraron en un supermercado Aldi en Mosman, Sídney, este lunes.

La madre de White, Lesley Kuhn, acudió esta semana a las redes sociales para advertir a los compradores que revisen con cuidado sus abarrotes después de que hicieran el sorprendente descubrimiento.

“Revisen con cuidado las lechugas empacadas. Anoche mi hijo halló una víbora bebé de cabeza pálida en la lechuga roma de Aldi”, publicó en un grupo de Facebook, Mosman Living. También subió fotos del reptil venenoso reposando en las hojas de lechuga.

También puedes leer: Adorable perro interrumpe transmisión en vivo y le ‘roba’ el micrófono a reportera

Un adiestrador de víboras de la organización sin fines de lucro Servicio de Información, Rescate y Educación sobre la Vida Silvestre (WIRES), llegó para retirar el animal, el cual fue transferido a un contenedor.

El supermercado dijo que no estaba seguro de cómo la serpiente se coló dentro de la bolsa.

“Hemos trabajado con el cliente y el equipo de Wires para identificar el hábitat natural de la serpiente, ¡el cual obviamente no es una tienda Aldi!”, comentó un portavoz de Aldi Australia a The Sun.

“Estamos trabajando de cerca con nuestro proveedor de verduras para investigar cómo fue posible que haya ocurrido este incidente”.

No te puedes perder: Cómo la crisis climática altera la migración de la mariposa Monarca en México

El descubrimiento del reptil llamó mucho la atención en Facebook, donde algunos usuarios lo llamaron un hallazgo “horrible” y “desagradable”. Otros fueron capaces de hallarle el lado gracioso, y un usuario dijo: “Como si necesitara otra razón para odiar la ensalada”.

Al responder a estos comentarios en Facebook, Kuhn confirmó que la serpiente estaba “bastante viva” cuando la hallaron, y que su hijo al principio no se percató de cuán peligrosa era.

El Museo Australiano explica en su sitio web que no existen fatalidades registradas por la serpiente de cabeza pálida, pero añade que sus mordidas pueden provocar “un dolor de cabeza severo, visión borrosa, dolor focalizado y sangrado anormal”.

Quizá te interese: ‘Freddie’, la foca que sobrevivió a cuatro incidentes, muere tras ser mordida por un perro

John Grant, de WIRES, dijo que el descubrimiento fue altamente inusual. “Nunca habíamos visto algo como esto”, comentó Grant a ABC News de Australia.

“Presumimos, y solo es una presunción, que como es [una víbora joven], la tomaron junto con la lechuga y sobrevivió a todo el proceso”.

Las serpientes viven principalmente en árboles huecos y viejos en Nueva Gales del Sur y Queensland, en la parte este de Australia. El animal será liberado en Toowoomba, Queensland, donde se cosechó la lechuga.

Las serpientes han frecuentado los abarrotes de Aldi con anterioridad. En 2017 se halló una que viajó desde Costa Rica hasta Escocia en una piña. La Sociedad Escocesa de Prevención de Crueldad Contra los Animales (SPCA), una organización de caridad a favor de los animales, recuperó la serpiente sana y salva. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek