Con luz ultravioleta: así funciona el estuche desinfectante con carga inalámbrica de Samsung

Guillermo Tomoyose
·5  min de lectura
Una vista del estuche esterilizador con carga inalámbrica UV Sterilizer que Samsung tiene a la venta en la Argentina
Una vista del estuche esterilizador con carga inalámbrica UV Sterilizer que Samsung tiene a la venta en la Argentina

A más de un año del inicio de la pandemia, existen algunos hábitos de limpieza que terminaron por transformarse en costumbres cotidianas que se cumplen de forma estricta, como el uso de barbijos y el lavado de manos. Por el lado de la tecnología, el uso de un pequeño paño humedecido con una mezcla de alcohol etílico y agua permite desinfectar las pantallas de los teléfonos para asegurar la remoción de todo tipo de agentes patógenos.

En línea con el estuche de carga de los auriculares Tone Free de LG, o los sistemas de limpieza de la firma nacional EXO, probamos el UV Sterilizer, un estuche con forma de cofre de Samsung que promete desinfectar tanto un teléfono como un accesorio u objeto de uso personal, como auriculares, anteojos o incluso una billetera. A su vez, es un accesorio que también permite reponer la autonomía de la batería de inalámbrica de un smartphone o de cualquier otro dispositivo electrónico compatible con esta modalidad de carga.

Diseño discreto y de fácil uso

A simple vista, el UV Sterilizer de Samsung tiene el diseño de un estilizado estuche blanco. En el frente posee un borde para desplegar la tapa con cierre magnético, acompañado de una pequeño indicador de funcionamiento y un botón de encendido. Es un equipo que dispone de un aspecto discreto y que no desentona con el ambiente, fabricado con plásticos que se sienten suaves al tacto y al uso cotidiano.

Del otro lado se ubica el conector USB que le provee la energía al dispositivo, tanto para el proceso de esterilización con luz UV como para realizar una carga inalámbrica de 10 W. En la caja, el UV Sterilizer está acompañado por un cable USB C a USB A, pero no cuenta con un cargador de pared.

El interior cuenta con una capacidad de uso para un teléfono de grandes dimensiones como un Samsung S21 Ultra o un Galaxy Note 20, o con una pantalla inferior a 19 centímetros de largo y 3 centímetros de grosor, indica el fabricante. A su vez, el equipo desinfectante cuenta con dos lámparas LED UV junto a un área central de carga inalámbrica. Su modo de uso es muy simple y requiere ubicar el smartphone, estuche de auriculares o cualquier otro objeto de uso personal. Luego se cierra la tapa y, tras apretar el botón, una alarma sonora de un pitido notifica el inicio del proceso de esterilización UV.

Después de 10 minutos, dos pitidos de la alarma sonora notifican que el proceso de desinfección UV ha finalizado. Si el estuche de abre de forma accidental, las lámparas se apagan por medida de seguridad. Si bien estos mecanismos proporcionan un uso seguro del dispositivo, vale reiterar las recomendaciones del fabricante al manipular este tipo de equipos, como evitar el contacto directo con la piel y ojos mientras esté en funcionamiento el UV Sterilizer.

En caso de disponer de un sistema de carga inalámbrica, el estuche UV Sterilizer de Samsung también provee la reposición de la autonomía de la batería del dispositivo, sea un teléfono o funda de unos auriculares inalámbricos. En estos casos, se deberá alinear el equipo en la parte central del esterilizador, donde se encuentra el centro de carga.

La efectividad de la luz UV

Samsung asegura que la efectividad del UV Sterilizer está probada contra un 99% de las bacterias, tales como Escherichia Coli, Staphylococcus y Pseudomonas aeruginosa, entre otras, tras una exposición de 10 minutos de luz ultravioleta. A su vez, la compañía menciona que su sistema UV es más efectivo que el uso de paños húmedos desinfectantes, y remarca que su dispositivo de desinfección con luz UV está certificado por las firmas Intertek y SGS.

Más allá de las certificaciones aportadas por la compañía sobre la efectividad de su sistema, vale mencionar que el proceso de carga inalámbrica puede detenerse, ya que la exposición a la luz UV requiere que el usuario dé vuelta el teléfono para realizar una esterilización completa, tanto del lado superior (donde se encuentra la pantalla táctil) como del inferior.

El uso de la luz VC para esterilizar superficies no es nuevo, y existen diversas experiencias previas al dispositivo que propone Samsung. Con propuestas similares, en el mercado existen los modelos sanitizantes de PhoneSoap, Mophie e InvisibleShield, que también incluyen un sistema de carga inalámbrica que funciona de forma simultánea al proceso de esterilización.

Por qué aprender a programar puede cambiar tu vida

Sin embargo, la atención de los consumidores sobre este tipo de dispositivos creció en el último año debido a las preocupaciones que generó la pandemia de coronavirus. Los sistemas de luz UV cuentan con una probada experiencia como desinfectantes de aire, agua y superficies no porosas para reducir la presencia de bacterias y agentes patógenos.

“Por este motivo, estas lámparas se denominan germicidas. Si bien la radiación UVC ha demostrado la destrucción de la proteína externa del coronavirus, no aplica de la misma forma para el virus SARS-CoV-2”, señala la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Es decir, si bien el sistema de luz UV puede inactivar un virus por exposición directa, la efectividad depende de diversos elementos que pueden bloquear su aplicación (polvo, líquido, suciedad) además de la dosis aplicada.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El organismo también señala que existen pocos estudios sobre la efectividad de la luz UV sobre el virus SARS-CoV-2, además de mencionar que los estuches esterilizadores comerciales suelen aplicar dosis bajas de radiación UV mediante lámparas LED, con longitudes de onda de entre 265 a 280 nm. En el caso del UV Sterilizer de Samsung, este valor es de 253,7 nm.

Al margen de estas aclaraciones, el UV Sterilizer de Samsung, con un precio sugerido de 4699 pesos, es un dispositivo novedoso en el mercado argentino, que ofrece un sistema de desinfección probado en un dispositivo seguro y de fácil uso, complementado por un sistema de carga inalámbrica. Estas dobles prestaciones permiten darle una mayor utilidad para cualquier modelo de smartphones y también en objetos de uso cotidiano, como anteojos, billeteras o llaves.