Utah y Minnesota evalúan el "factor latino" en pacientes para tratar la covid

·2  min de lectura

Denver (CO), 13 ene (EFE).- Las autoridades de Utah y de Minnesota usan el factor de ser latino para determinar la hospitalización y tratamiento de pacientes de la covid-19, algo que ha generado controversia y hasta amenazas de acciones judiciales por supuesta discriminación contra pacientes blancos.

Tanto en Utah como en Minnesota, los departamentos de salud pública establecieron esta semana nuevas reglas por las que, al considerar si un paciente puede recibir una terapia con anticuerpos monoclonales contra la covid-19, los médicos deben tener en cuenta factores como la edad, el historial médico y también si es hispano.

En caso de ser latino, ese paciente recibe dos puntos adicionales en la llamada "tabla de factores de riesgo". Si es blanco, no se suman puntos.

Por eso, este jueves la organización conservadora American First Legal (AFL, fundada por Stephen Miller, exasesor de Donald Trump) afirmó que ese enfoque "infringiría leyes federales" al basar el acceso a tratamientos de salud en "discriminación racial", por lo que podría demandar judicialmente a ambos estados.

Por medio de un comunicado, AFL calificó la decisión de Utah y de Minnesota de "discriminación explícita", sosteniendo que "es horroroso que se use el color de piel y la etnicidad del paciente, y no la específica y única situación médica del paciente, como la base para decidir si alguien recibirá tratamiento que le salve la vida".

Por su parte, el Departamento de Salud de Utah (UDH) indicó que la medida se tomó en respuesta al desproporcionadamente alto impacto de la covid-19 en la comunidad latina de ese estado y que los hispanos corren un mayor riesgo que los blancos de contraer la enfermedad.

Según datos oficiales, en Utah los latinos tienen entre un 35 % y un 50 % más posibilidades de contraer la covid-19 que los blancos.

El UDH enfatizó el factor hispano es solamente uno de los 14 que los médicos examinan antes de tratar a los pacientes.

Y el Departamento de Salud Pública de Minnesota (MDH) especificó que la nueva medida se basa "en recomendaciones del Gobierno federal" para aquellos casos en los que, como sucede en la actual pandemia, los miembros de un cierto grupo étnico "corren un alto riesgo" de contagiarse o de padecer casos severos de una enfermedad.

Según el MDH, durante 2021, casi el 22 % de los hispanos con la covid-19 en Minnesota fallecieron durante tratamientos en hospitales, comparado con el 17 % entre pacientes no hispanos.

Pero incluso con esa disparidad, "nadie califica automáticamente para un cierto tratamiento sólo por su raza", enfatizó el MDH.

A pesar de esas aclaraciones, AFL insistió en que demandará a Utah y a Minnesota para que "inmediatamente se cancelen" lo que calificaron de "abominables políticas racistas".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.