Usuarios de Parler revelaron sus datos personales, sin saberlo, en videos que subieron durante el asalto al Capitolio OLD

Adam Smith
·4  min de lectura
 (Getty Images)
(Getty Images)

Los insurrectos que irrumpieron en el Capitolio y subieron videos a la red social Parler, regalaron sus coordenadas GPS a la aplicación.

Los investigadores ahora han recopilado y archivado esos datos, que podrían ser usados para ayudar a identificar a los delincuentes.

Muchos alborotadores, incluidos los Proud Boys, un grupo de odio designado por el Centro legal sobre la pobreza sureña (SPLC por sus siglas en inglés), compartieron videos en la aplicación. El hacker “@donk_enby” en Twitter ha demostrado que los metadatos (información sobre el contenido subido, como la cantidad de megapíxeles en los videos o rotación) incluye posicionamiento GPS.

Como tal, es probable que varias personas se hayan incriminado a sí mismas como parte del evento, con información que vincule su cuenta de Parler a las escenas.

El hacker estaba trabajando anteriormente con investigadores académicos, ayudándoles a tomar datos de Parler, dijeron a The Independent.

Esta mañana, la aplicación Parler fue eliminada de Internet cuando Amazon retiró el soporte de Amazon Web Services del sitio.

Amazon Web Services (AWS) proporcionó soporte de servidor a la aplicación, pero le dijo a Parler que había visto "un aumento constante de este contenido violento en su sitio web, todo lo cual viola nuestros términos".

El director ejecutivo de Parler, John Matze, dijo a Fox News que "todos los proveedores, desde servicios de mensajes de texto hasta proveedores de correo electrónico y abogados, también nos abandonaron" después de que Apple y Google eliminaran la aplicación de sus tiendas.

A pesar de que Parler se eliminó efectivamente de Internet, se dejó para encontrar otra compañía de plataforma de alojamiento que lo respaldara, se han descargado muchos videos para analizarlos.

Casi 110,000 URL de video, aproximadamente 57 TB de datos, tuvieron su contenido subido a The Internet Archive (que no está afiliado al proyecto).

Además, Parler animaba a los usuarios a entregar más información de identificación. Los usuarios podían cargar previamente una identificación, como una licencia de conducir, en el sitio para recibir una insignia de "persona real verificada", similar a la marca azul de Twitter.

“[Las fuerzas del orden] pueden simplemente citar a AWS una vez que la gente comience a investigar este asunto. recuerden: esas personas fueron lo suficientemente tontas como para darle a Parler fotos de sus identificaciones”, tuiteó el hacker.

No está claro si los usuarios de Parler presentes en los disturbios del Capitolio se dieron cuenta de cuánta información se estaba pasando a la empresa, o si tal información podría estar en su contra.

"Malas noticias. Los extremistas de izquierda han capturado y archivado más de 70 TB de datos en los servidores de Parler. Esto incluye publicaciones, información personal, ubicaciones, videos, imágenes, etc. La intención es un dox masivo y una lista para responsabilizar a los patriotas. Es demasiado tarde para borrar sus datos y ya están archivados. No hay nada que puedan hacer para prevenir lo que ya sucedió. Todo lo que pueden hacer es prepararse para las consecuencias”, se lee en un mensaje supuestamente salido del chat de Telegram de los North Central Florida Patriots (Patriotas de Florida Central del Norte) compartido con The Independent.

“Creo que será útil para más personas comenzar a investigar esto y orientarlos en la dirección correcta para encontrar la evidencia real utilizando una orden de conservación en los servidores de Parler de Amazon”, dijo el hacker a The Independent.

“Creo que la gente debería tener derecho a tener su opinión siempre que pueda actuar de forma civilizada y no hacer que la gente mate. Plataformas como Twitter lo han sobrepasado con herramientas de moderación automática y han llevado a la gente a cámaras tóxicas como Parler, que también es parte de cómo terminamos aquí".

La investigación también será útil para los investigadores de OSINT (inteligencia de código abierto) que podrán identificar a las personas a partir de imágenes fijas o algoritmos de reconocimiento facial.

Antes de su cierre, Parler tenía aproximadamente 12 millones de usuarios. Como contexto, el presidente Donald Trump tenía 90 millones de seguidores en Twitter, antes de que se eliminara su cuenta.

Parler no respondió a una solicitud de comentarios cuando fue contactado por The Independent.

Relacionados

Merkel considera “problemático” expulsar de Twitter a Trump

AOC: Trump debería ser enjuiciado e inhabilitado políticamente