Uso prolongado de antidepresivos ayuda a reducir el riesgo de recaída, revela estudio

·4  min de lectura

El uso prolongado de medicamentos antidepresivos ayuda a reducir el riesgo de recaída en las personas que han sufrido depresión recurrente, revela una nueva investigación.

En lo que es el primer estudio de este tipo, los científicos de la University College London (UCL) mostraron que el 56 por ciento de las personas volvieron a deprimirse dentro de los 12 meses posteriores a dejar de tomar antidepresivos, después de haberlos usado por años.

En comparación, solo el 39 por ciento de las personas que continuaron tomando sus medicamentos durante el mismo período de un año experimentaron una recaída a la depresión, encontró la investigación.

El número de antidepresivos recetados por médicos de cabecera en Inglaterra ha aumentado en los últimos años, pasando de 30 millones en 2005, a 61 millones en 2015, y a 76 millones en 2020.

Esto se ha visto impulsado por un aumento en el tiempo durante el cual las personas toman sus medicamentos. Más de 1,5 millones de personas en Inglaterra han tomado antidepresivos durante dos años o más.

La evidencia sobre los beneficios a largo plazo de los antidepresivos ha sido limitada en los últimos años. “Hasta ahora no sabíamos si el tratamiento con antidepresivos seguía siendo efectivo cuando alguien los había estado tomando durante muchos años”, dijo la Dra. Gemma Lewis, profesora de estudios de salud mental en UCL y autora principal del estudio.

"Hemos descubierto que seguir tomando antidepresivos a largo plazo reduce efectivamente el riesgo de recaída".

La investigación, publicada en el New England Journal of Medicine, involucró a 478 pacientes que habían estado tomando antidepresivos a largo plazo y habían sufrido al menos dos o más episodios de depresión. Alrededor del 70 por ciento había estado tomando el medicamento durante más de tres años.

En un ensayo controlado, doble ciego y aleatorio la mitad de los participantes del estudio dejaron de tomar su medicamento y la otra mitad continuó. Aquellos que descontinuaron sus antidepresivos recibieron dosis reducidas por hasta dos meses como parte de un régimen de reducción, antes de recibir solo píldoras de placebo.

Durante el año siguiente, el 56 por ciento de los participantes que dejaron de tomar sus antidepresivos experimentaron una recaída, en comparación con el 39 por ciento de los participantes que siguieron tomándolos.

Del 56 por ciento que experimentó una recaída después de la interrupción, solo la mitad eligió regresar a un antidepresivo recetado por su médico. Los investigadores dicen que algunas recaídas, así como los posibles síntomas de abstinencia, podrían no haber sido lo suficientemente graves como para que la persona decidiera que necesitaba volver a usar su medicamento.

Aquellos que descontinuaron sus antidepresivos tenían más probabilidades de experimentar síntomas de abstinencia, mostró la investigación. A pesar de esto, al final del estudio, el 59 por ciento del grupo de suspensión no estaba tomando antidepresivos.

Muchas personas también pueden dejar de tomar sus medicamentos sin recaer, dijo el Dr. Lewis, "aunque en la actualidad no podemos identificar quiénes son esas personas".

El estudio mostró que el 44 por ciento de las personas en el grupo de suspensión no recayeron durante el transcurso del ensayo, en comparación con el 61 por ciento de los que siguieron recibiendo medicamento.

"La pregunta de investigación aquí es si realmente podemos averiguar qué personas se están beneficiando y cuáles no", dijo Glyn Lewis, profesora de psiquiatría epidemiológica en UCL.

“Estamos tratando con promedios. Nos gustaría poder identificar a esas personas, el 40 por ciento que puede dejar sus antidepresivos sin una recaída. Pero por el momento no podemos identificar a esas personas".

La coautora principal, la Dra. Louise Marston, del Instituto de Epidemiología y Atención de la Salud de la UCL, dijo: “Todavía no sabemos por qué algunas personas parecen ser capaces de dejar los antidepresivos y otras no, por lo que una mayor investigación puede ayudarnos a predecir quién podría suspender los antidepresivos de forma segura".

Los científicos dijeron que algunas personas tendrían más probabilidades de beneficiarse de un enfoque dual, combinando antidepresivos con terapias cognitivas conductuales y basadas en la atención plena.

El profesor Lewis agregó que “los antidepresivos son efectivos pero, como muchos medicamentos, no son ideales para todos”, destacando que el 39 por ciento de las personas que continuaron con su tratamiento aún experimentaron una recaída. Sus compañeros advirtieron que las drogas “no garantizan el bienestar”.

No obstante, dijo el profesor Lewis, “existe la preocupación de que las personas estén tomando antidepresivos durante años, incluso décadas, y no hemos sabido realmente... si todavía hay un beneficio para ellos.

"Pero lo que este estudio demuestra de manera convincente es que, sí, hay un beneficio de seguir tomando antidepresivos a largo plazo".

El Dr. Sameer Jauhar, profesor clínico superior de trastornos afectivos y psicosis en el King's College de Londres, que no participó en la investigación, dijo que se trataba de "un estudio importante" que "llena el vacío de evidencia" sobre el uso a largo plazo de antidepresivos y ofrece tranquilidad a los médicos que prescriben los medicamentos.

Relacionados

Abandonar antidepresivos es más difícil de lo que se piensa

Expresidenta de Bolivia sufre de síndrome ansioso depresivo

Número de niños que toman antidepresivos alcanza su punto más alto en el encierro por la pandemia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.