Uso de plasma para pacientes de Covid-19 no tuvo efectividad: ISSEA

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·2  min de lectura

Aunque en algunos pacientes graves de Covid-19 se tuvo una cierta evolución favorable con el tratamiento de plasma convaleciente de pacientes recuperados, no se logró obtener una eficacia elevada en la mayoría, por lo que los resultados no fueron los esperados como un tratamiento alternativo para la recuperación de los pacientes más avanzados, reconoció el director general del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), Miguel Ángel Piza Jiménez.

“La respuesta no fue la que se esperaba, sí funcionó pero no como los esperábamos, no sólo en Aguascalientes sino a nivel mundial, cuando empezábamos a ver el tratamiento de plasma lo veíamos como una muy buena alternativa, pero como se fueron dando los resultados aquí y en todo el país nos dimos cuenta que no es el 100% efectiva, pero en algunos pacientes nos dio buenos resultados, sigue siendo una opción pero no definitiva o de primer orden”.

En Aguascalientes el plasma convaleciente se comenzó a aplicar en el Hospital Hidalgo, principal “centro Covid” de la Secretaría de Salud Estatal, en el primer semestre del 2020, para lo cual incluso se implementó una campaña de donación de plasma para los pacientes recuperados.

Hasta el mes de agosto se contabilizaban 50 pacientes que habían realizado donaciones de plasma.

Por el contrario, el titular del ISSEA informó que se está analizando la viabilidad de anticuerpos monoclonales de la farmacéutica Eli Lilly, que en Estados Unidos ya ha recibido la autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) para su uso de emergencia en pacientes de Covid-19.

“Salió en artículos que la FDA autorizó un medicamento del laboratorio Lilly para el tratamiento del Covid, estamos rastreándolo, estamos buscando a los proveedores y en cuanto lo tengamos vamos a empezar a aplicarlo como medida de tratamiento para el Covid”, subrayó.

Dicha autorización permite que los fármacos bamlanivimab y etesvimab sean administrados en conjunto para tratar el Covid-19 en pacientes graves de 12 años en adelante.

De acuerdo con los resultados del estudio, una dosis intravenosa de ambos medicamentos, redujo significativamente las hospitalizaciones y defunciones relacionadas con el virus durante los 29 días posteriores de seguimiento, en comparación con el placebo, según informó la FDA en un comunicado.

Por otra parte, Piza Jiménez señaló que los medicamentos que han registrado una mayor escasez en el mercado han sido los sedantes, antibióticos y relajantes, que forman parte del tratamiento de los pacientes graves o muy graves que requieren ser intubados.

“Los medicamentos que están escaseando son los que se ocupan a nivel hospitalario para la atención del Covid: antibióticos, relajantes musculares, sedantes, colíticos, hemos tenido problemas de escasez a nivel mundial, y los que se han conseguido han sido a precios muy altos y con riesgo de que no tengan la cantidad suficiente para surtirla”.