Usan teléfono celular de periodista muerta

·2  min de lectura

TIJUANA, BC., agosto 11 (EL UNIVERSAL).- El teléfono celular de la periodista Lourdes Maldonado, asesinada en enero pasado, fue utilizado recientemente aun cuando se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado de Baja California. En su foto de perfil en WhatsApp se colocó una imagen de la Santa Muerte, cuando antes había un retrato de ella.

La familia de la conductora confirmó que habrían solicitado las pertenencias de Maldonado a la fiscalía, pero al continuar abierto el caso se negaron a regresarlas, incluyendo tres celulares, que se encuentran bajo el cuidado de la dependencia estatal.

Sin embargo, en una revisión en el contacto de la periodista vía WhatsApp se detectó que no solamente fue cambiada la imagen de perfil, sino que aún leen los mensajes que le fueron enviados a grupos y de manera directa.

EL UNIVERSAL solicitó a la Fiscalía General de Baja California información al respecto sin que hasta el cierre de edición se hubiera dado una respuesta o posicionamiento sobre el tema.

En febrero pasado fueron vinculados a proceso tres hombres relacionados con este homicidio: Erick "N", Guillermo "N" y Kevin "N".

En la audiencia de vinculación se informó que, según la investigación aportada por la fiscalía, hay datos de prueba para acreditar el hecho delictivo, además de que las tres personas detenidas fueron señaladas de forma directa por testigos presenciales.

El 23 de enero pasado Lourdes Maldonado se convirtió en la segunda periodista mexicana asesinada en una semana en Tijuana y la tercera en todo el país. La conductora de noticiarios fue atacada en el interior de un vehículo cuando llegaba a su casa en el fraccionamiento Santa Fe.

Maldonado pertenecía al Programa de Protección para Periodistas de Baja California, pero la vigilancia que se le brindó no fue permanente e incluso se incumplió con las cláusulas que se habían establecido, como acompañarla bajo un horario fijo, en la tarde y noche.

La periodista Lourdes Maldonado temía por su vida y pidió ayuda al presidente Andrés Manuel López Obrador en una conferencia de prensa mañanera en marzo de 2019.

Ese día pidió la palabra en Palacio Nacional y se presentó como periodista del semanario Séptimo Día y, tras cuestionar al Mandatario sobre comercio y la aduana, señaló que tenía una situación relacionada con una demanda laboral.

"Vengo para pedirle apoyo, ayuda y justicia laboral porque hasta temo por mi vida", expresó. "Vengo a pedirle ese apoyo y esa justicia, y lo hago porque se trata de un personaje fuerte en política que no pretende pagarme ni mucho menos.

"Lo hago porque se trata de su senador con licencia, de su supercoordinador de delegaciones y su candidato, su próximo candidato a la gubernatura de Baja California, el licenciado Jaime Bonilla. Por eso estoy aquí, pidiendo su apoyo", dijo en esa ocasión la periodista.