Usan mosquitos transgénicos contra enfermedades en Florida

·2  min de lectura

MIAMI (AP) — Mosquitos modificados genéticamente están siendo liberados en los cayos de Florida para combatir persistentes enfermedades transmitidas por insectos como el dengue y el zika.

El Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida y la compañía biotecnológica Oxitec anunciaron el jueves que esta semana se están colocando cajas de liberación, cajas de no liberación y cajas de control de calidad con malla en seis sitios: dos en Cudjoe Key, uno en Ramrod Key y tres en Vaca Key.

Se prevé que a partir del mes próximo menos de 12.000 mosquitos emerjan cada semana durante aproximadamente 12 semanas. Los sitios de comparación donde no se hará nada serán monitoreados mediante la instalación de trampas para mosquitos en Key Colony Beach, Little Torch Key y Summerland Key.

“Realmente comenzamos a examinar esto hace alrededor de una década porque estábamos en medio de un brote de dengue aquí en los cayos de Florida”, dijo la directora ejecutiva del Distrito de Control de Mosquitos para los Cayos de Florida, Andrea Leal, en conferencia de prensa por internet. “Así que estamos muy entusiasmados de avanzar con esa asociación, trabajar tanto con Oxitec como con miembros de la comunidad”.

Autoridades de los cayos aprobaron el año pasado el proyecto piloto relacionado con el mosquito Aedes aegypti de patas rayadas, que no es nativo de Florida. El insecto transmite diversas enfermedades a los humanos, en particular en los cayos, donde el año pasado se registraron docenas de casos de dengue.

Se espera que los mosquitos macho criados por Oxitec, se apareen con las hembras, las cuales son las que pican. Las crías femeninas resultantes de estos apareamientos no pueden sobrevivir, lo que resulta en un control de la población del Aedes aegypti. Esta especie representa el 4% de la población de mosquitos en los cayos de la Florida, pero prácticamente es el responsable de todas las enfermedades transmitidas por esos insectos a los humanos. Estos mosquitos transmiten el dengue, el zika, la fiebre amarilla y otras enfermedades, así como la dirofilariasis y otros males potencialmente mortales a mascotas y otros animales.

Una versión previa de mosquitos trasngénicos fue utilizada en Brasil, pero esta será la primera vez que se introduzca en Estados Unidos.