Unos jóvenes usan las pantallas del avión para acosar a otra pasajera

Jessica Van Meir viajaba en un vuelo de Virgin Atlantic entre Londres y Washington cuando fue acosada, a través de las pantallas que cada asiento cuenta en el respaldo, por un grupo de jóvenes que se sentaban unas filas más atrás. En un momento dado ella se levantó para ir al baño y al volver fue cuando se encontró con los desagradables mensajes. Ha denunciado lo ocurrido ante la compañía y a través de las redes sociales y desde la aerolínea han iniciado una investigación.

Se pusieron nombres de usuario obscenos y usaron el chat que Virgin Atlantic pone a disposición de sus clientes para que puedan comunicarse entre ellos durante los viajes. Algo muy útil cuando se vuela en grupos y en filas alejadas ya que puede hablar con alguien sin necesidad de pasearse o levantar la voz. Sin embargo, estos jóvenes decidieron darle un uso totalmente distinto y escribieron mensajes como “bienvenida al infierno”, “la nena de las tetas” y “estás en la zona de peligro”, como ha recogido La Vanguardia.

Van Meir, de 24 años y natural de Altanta, les contestó que trabaja “para una firma de abogados especializada en acoso sexual online. Disfrutad siendo denunciados a Virgin”. Algo que no pareció disuadir a sus acosadores del todo, ya que alguno decidió persistir en su comportamiento. Según ha contado ella misma a través de Twitter, se levantó y sacó una foto a los responsables. No le fue difícil localizarles puesto que en el chat figura el número de asiento desde el que se escriben los mensajes y, además, las azafatas había acudido tras su aviso a recriminarles su comportamiento.

La joven asistente legal ha querido agradecer públicamente también a las azafatas lo rápido que actuaron y el trato que le dieron. A la compañía, que ha anunciado que investigará lo sucedido, le pide que tome “medidas para evitar que esto suceda marcando un lenguaje específico y estableciendo una función de informe sobre los usuarios abusivos”.

Al aterrizar otro chico se le acercó y le dijo “que los muchachos habían estado bebiendo y que hablaría con ellos, lo sentía y esperaba que pudiéramos dejarlo así”. Se identificó ante Van Meir como un componente del equipo de rugby al que pertenecían los acosadores.

Ella ha aclarado que lo que le “importa no es ir tras estos tipos, sino asegurarme de que entiendan por qué fue perjudicial” lo que hicieron.

Los jóvenes usaron el chat que ofrece la compañía para que los pasajeros de sus vuelos puedan comunicarse para acosar a otra viajera. (Foto: REUTERS/Toby Melville)