¿Por qué no lo usa? El avión dorado de Donald Trump, abandonado

·1  min de lectura
El 757 del expresidente Donald Trump en 2018
Archivo / Stefanie Dazio/Newsday RM via Getty Images

WASHINGTON.- El Boeing 757 personal de Donald Trump, que alguna vez fue la joya de la corona con sus asientos de cuero color crema personalizados, baños dorados y cinturones de seguridad enchapados de oro de 24 quilates, está abandonado en la rampa de un aeropuerto en el condado de Orange, aproximadamente a una hora y media en auto desde la Trump Tower de Manhattan.

Tiene un motor roto y necesita reparaciones, pero para volver a encarrilarlo, informó CNN, se necesitaría sumas millonarias que el magnate no podría permitirse ahora que su imperio no navega en buenas aguas. Los registros de vuelo muestran que el 757 no ha volado desde que asumió el cargo como presidente, en 2017, cuando el entonces presidente comenzó a usar el Air Force One.

“Freddie” Klein, el trumpista vinculado con la última dictadura argentina que está detenido por el asalto al Capitolio

El avión, construido en 1991, fue comprado en 2010 por Trump, quien lo convirtió en un símbolo de su éxito y luego lo usó también para la campaña electoral.

Cuando lo compró al fallecido multimillonario de Microsoft Paul Allen, rápidamente se convirtió en su “juguete” favorito, como le gustaba decirle a sus amigos. Aunque la nave tenía casi 20 años, Trump elogió reiteradamente su avión. Era exigente sobre quién podía volar en él, dónde se sentaban y cómo podían moverse dentro de la nave.

Agencia ANSA