US Open: Nadal y Alcaraz en la batalla por el número 1

·4  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Nick Kyrgios le identificó como el favorito para el título de Instagram y John McEnroe también le incluye en el grupo de candidatos.

¿Demasiada presión para Carlos Alcaraz en este Abierto de Estados Unidos?

El español de 19 años ya sabe algo del juego de las expectativas que le ponen a las puertas de conquistar su primer título de Grand Slam y de alcanzar la cima del ranking.

Ya lo sintió en Montreal a inicios de meses. En esa cita Masters 1000 salió a la pista como el segundo cabeza de serie y también número cuatro del mundo, el ranking más alto de su precoz carrera. Perdió a las primeras de cambio ante Tommy Paul.

“Sufrí un poco con esas expectativas”, admitió Alcaraz en una entevista con The Associated Press previo al US Open, el torneo donde el año pasado alcanzó los cuartos de final.

Su solución es olvidarse de todo el ruido a su alrededor.

“Tengo que apartar todas las expectivas de mi cabeza. Tengo que disfrutar, como el Carlitos de siempre, el humilde, sintiéndome como un jugador más”, afirmó.

Alcaraz y otros cuatro hombres aspiran salir de Nueva York al frente del ranking.

Hasta hace poco, el número uno tenía a Novak Djokovic como dueño absoluto pero se ha desplomado por una serie de factores.

Este US Open es el segundo torneo de Grand Slam que el serbio se pierde esta temporada por no vacunarse contra el COVID-19. Tampoco pudo sumar puntos por el campeonato que ganó en Wimbledon. Amanecerá como séptimo cuando el lunes comience el último grande del año.

Daniil Medvedev defiende el título en Flushing Meadows y también su condición de número uno ante el asedio de Rafael Nadal, Alcaraz, Stefanos Tsitsipas y Casper Ruud. Todos necesitan alcanzar la final del 11 de septiembre para figurar en lo más alto al día siguiente.

“No esperaba que eso pudiera volver a suceder”, dijo Nadal.

Liderar el ranking ya no entra entre las prioridades del español de 36 años. Lo suyo es incrementar su récord histórico de 22 campeonatos de Grand Slam y abrir distancia sobre los 21 de Djokovic.

Nadal ha ganado cuatro de esos 22 trofeos en Nueva York, donde compite por primera vez desde que derrotó a Medvedev en la final de 2019. Llega invicto en los grandes esta temporada, con una marca de 19-0 tras coronarse en el Abierto de Australia en enero y el Abierto de Francia en junio.

Alcanzó las semifinales en julio, pero no pudo presentarse al duelo de esta instancia contra Nick Kyrgios por culpa de un desgarro abdominal, una lesión que ha descrito como “peligrosa” al momento de sacar.

“Tengo lo que tengo”, dijo Nadal. "Con las herramientas que tengo ahora, espero ser lo suficientemente competitivo para darme una oportunidad”.

McEnroe también incluye entre los candidatos a Kyrgios, si el enigmático australiano “no pierde la cabeza”.

Kyrgios alcanzó en Wimbledon su primera final en un Slam, sucumbiendo ante Djokovic.

“Tengo la confianza de que puedo de hacerlo durante dos semanas”, dijo Kyrgios. “Pero también soy la clase de jugador que de haber ganador Wimbledon, cuidado que no me presentaba al US Open”.

Kyrgios prefirió poner a Alcaraz al publicar una historia de Instagram tras tomar un quiz, haciendo caso omiso a su propio nombre.

COACHING

Por primera vez en Grand Slam, los entrenadores podrán impartir instrucciones a los jugadores. Los entrenadores tendrán que sentarse en butacas designadas al costado de la cancha y sólo podrán comunicarse con los jugadores cuando estén en el mismo extremo de la cancha.

Algunos no están contentos con el cambio, como el estadounidense Taylor Fritz. “El tenis es un deporte individual. ¿Porqué alguien tendrían que darte ayuda?", dijo el décimo preclasificado.

Involucrado en varias polémicas por las acciones de su padre y entrenador, Apostolos, Tsitsipas afirmó que el cambio no incidirá en su juego. “Mi entrenador no ha sido tan discreto como los demás, pero es algo que siempre ha ocurrido. Me han penalizado muchas veces, algo que creo ha sido injusto. Ahora es legal, así que estoy más que feliz de no tener con árbitros tan estrictos que quieren arruinar el juego".

NUEVO DESEMPATE

Ya no será necesario ganar siete puntos para llevarse el desempate en el set decisivo en Flushing Meadows. El jugador tiene que llegar a 10. El US Open emula a los otros tres grandes con un formato único. Al quedar 6-6 en el tercer set de las mujeres y en el quinto de los hombres, el ganador será el primero que sume 10 puntos con diferencia de dos.