Uruguay refuerza el control vírico en Rivera, donde ya hay menos transeúntes

Agencia EFE
·2  min de lectura

Montevideo, 24 oct (EFE).- El número de personas en las calles de la ciudad uruguaya de Rivera, fronteriza con Brasil, empezó a bajar este sábado luego de que el Gobierno del país aumentara los controles por el aumento de los casos de covid-19 en esa localidad, que le ha perdido "el respeto" a la pandemia.

Así lo indicó durante una conferencia de prensa el ministro de Defensa Nacional, Javier García, quien aseguró que en las últimas semanas Uruguay vivió una baja en la percepción del riesgo que tiene esa enfermedad.

"Cuando se le pierde el respeto a un enemigo biológico como el que estamos enfrentando las consecuencias pueden ser muy graves. Estamos en una realidad geográfica y epidemiológica muy particular, ubicados entre el tercer y el quinto país con mayor contagios en el mundo", apuntó el titular de la cartera haciendo referencia a Brasil y Argentina.

Según explicó García, en las últimas horas se instalaron cinco nuevos puestos de control, tres de ellos en la zona comercial de la ciudad, donde los militares se encargan de llevar a cabo controles sanitarios.

Allí se toma la temperatura de las personas y se insiste para que usen tapabocas y mantengan la distancia correspondiente para evitar los contagios, algo que, según puntualizó el ministro, fue aceptado de forma "unánime" por la población de la ciudad fronteriza.

Según el reporte presentado este viernes por el Sistema Nacional de Emergencias de Uruguay (Sinae), fueron 59 los casos nuevos registrados este viernes, 11 de ellos en Rivera.

La población de esa ciudad mantiene una vida binacional, ya que comparte una frontera seca con Brasil y su tránsito de un lado al otro del país se realiza sin restricciones.

El Sinae detalló que en la pasada jornada se hicieron 3054 análisis y, además de los 11 de Rivera, hubo 30 positivos en Montevideo, seis en Canelones, cinco en Tacuarembó, dos en Artigas, uno en Colonia, uno en Flores, uno en Paysandú, uno en Río Negro y otro en Soriano.

De todos los casos nuevos, 34 provienen de contactos con contagios ya confirmados, siete son importados y seis son de militares que arribaron de una misión operativa de paz en el Congo.

Pese a que la mayor cantidad de casos positivos continúa estando en Montevideo, la situación de Rivera es la que desvela a las autoridades.

En este sentido, este jueves se presentaron una serie de medidas para fortalecer el cuidado de esta ciudad y lograr contener el avance de contagios, fundamentalmente, pensando en no perder el nexo epidemiológico.

(c) Agencia EFE