Premiado bioquímico uruguayo reclama más "inserción" de la ciencia en el país

·2  min de lectura

Montevideo, 23 dic. (EFE).- El bioquímico uruguayo Rafael Radi, reconocido este jueves con el primer Gran Premio de Ciencias otorgado en ese país y referente científico en el combate a la pandemia en Uruguay, reclamó una mayor "inserción" de la ciencia en la nación suramericana para alentar las carreras científicas y retener a los investigadores.

Luego de recibir de manos del ministro de Educación y Cultura del país suramericano, Pablo da Silveira, el nuevo galardón, Radi expresó en rueda de prensa su alegría porque este sirva de "símbolo" para destacar la relevancia de la actividad científica.

Quien fuera el primer uruguayo nombrado por la National Academy of Sciences de Estados Unidos como científico extranjero asociado estimó que espera que sirva "como aliento" para nuevas generaciones pero matizó que hace falta aún un mayor apoyo a la actividad en el país, principalmente desde el sector público.

En concreto, el académico apuntó contra el "magrísimo" presupuesto destinado por el Estado a la ciencia y la tecnología con un 0.4 % del Producto Interno Bruto (PIB) que, dijo, no se compara al de otras naciones.

"Los países pujantes hablan de un porcentaje del PIB para ciencia, tecnología y desarrollo del orden del 3 al 6 %, mucho más grandes, entonces creo que tendríamos que poner un objetivo numérico para el mediano plazo, con mucha prudencia y progresividad, porque también los recursos hay que gastarlos en forma muy eficiente", valoró.

El ex coordinador general del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) que ayudó al Ejecutivo uruguayo en la gestión de la pandemia enfatizó además que si se considera la cantidad de científicos en relación a la población del país, hay una relación "1 a 10" que llama a la acción.

"Hoy tenemos 2.000 científicos categorizados, si estuviéramos pensando en un país plenamente desarrollado, con plena inserción del sistema científico, tendríamos que tener entre 18.000 y 20.000 científicos. Estamos muy lejos de eso", puntualizó.

En esa línea, Radi aclaró que, en tanto si es "mucha o poca" la cantidad de investigadores que se forman en Uruguay depende también de la apertura que la sociedad tenga a insertarlos en puestos laborales de relevancia, hay también una baja inserción que debe ser remediada.

"Hoy los científicos estamos fundamentalmente insertos en el sector público, académico y las instituciones de investigación pero hay poca inserción todavía en los ministerios, en los entes autónomos, en las intendencias (gobiernos locales), y muy poca en el sector privado", esgrimió.

Así, para quien encabezó entre el 16 de abril de 2020 y el 16 de junio de 2021 el GACH, ese desafío es clave y va atado al de retener el talento producido en los centros de investigación y universidades locales para que no migren siempre a otros países.

"¿Podremos retenerlos? Es un gran desafío. Mi esperanza es que aprovechemos esta oportunidad histórica, alentemos las carreras científicas y a su vez como país logremos darles inserción", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.