Uruguay y Paraguay quieren que Mercosur sea "un trampolín" y "no un corsé"

·2  min de lectura
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou (D), posa junto a su homólogo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, antes de su reunión del 17 de febrero en Punta del Este (Uruguay)

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, dijo este miércoles que el Mercosur debe ser "un trampolín" y "no un corsé", en una declaración junto al mandatario de Paraguay, Mario Abdo Benítez, con quien trató la flexibilización del bloque regional.

"El avance de Paraguay y Uruguay al mundo es determinante. Necesitamos entrar a los mercados en igualdad de condiciones que nuestros competidores", expresó Lacalle Pou tras su primera reunión presencial con Abdo desde que asumió el poder en marzo de 2020.

Los dos socios menores del bloque, que en marzo cumple 30 años, quieren que cada país pueda negociar acuerdos bilaterales con otras naciones sin que sea necesaria la anuencia de los demás integrantes del Mercosur como está establecido actualmente.

Los jefes de Estado hicieron la declaración conjunta y no contestaron preguntas de la prensa, tras almorzar en la residencia presidencial del balneario uruguayo de Punta del Este (a unos 140 km de Montevideo), en el departamento de Maldonado, a donde Abdo arribó la noche del martes.

"El tema Mercosur está arriba de la mesa", insistió el presidente uruguayo. "Puedo decir con mucho agrado que la vocación paraguaya de abrirse al mundo a los codazos, que es igual a la uruguaya y es parte de nuestro éxito histórico, sigue vigente", agregó.

"Paraguay necesita la salida al mundo y Uruguay en sus costas tiene territorio para que Paraguay tenga su salida al mundo", agregó Lacalle Pou.

"Uruguay tiene grandes oportunidades para que Paraguay pueda llevar a los grandes mercados lo que hoy producimos. (...) Somos un país sin litoral, no tenemos acceso al mar, el potencial logístico que tiene Uruguay puede ser de gran utilidad para esta alianza y cooperación mutua entre las naciones", agregó por su parte Abdo.

"Paraguay es el cuarto exportador de soja del mundo y nuestra producción necesita acceso a los mercados de manera competitiva", ilustró.

Lacalle Pou, quien el 1 de marzo cumplirá un año de gestión, culminó con este encuentro su ronda de reuniones presenciales con todos los mandatarios del Mercosur, tras recibir en noviembre al presidente argentino, Alberto Fernández, y viajar a Brasilia a principios de febrero para visitar al brasileño, Jair Bolsonaro.

Tras su reunión con Lacalle de principios de mes, Bolsonaro dijo haber hablado con su par uruguayo de una posible reunión de los cuatro líderes del Mercosur en marzo para abordar la flexibilización del bloque.

gv/mr