Uruguay: la oposición irá unida al ballottage

Nelson Fernández

MONTEVIDEO.- El candidato de derecha Luis Lacalle Pou llegó a un acuerdo con los principales líderes de la oposición para formar una coalición inédita en Uruguay, de cinco partidos políticos, que lo pone en ventaja frente al candidato del oficialista Frente Amplio, el socialista Daniel Martínez, hacia el ballottage del domingo 24.

El acuerdo de ayer será firmado entre el lunes y el martes por los dirigentes que fueron candidatos en la primera vuelta, el 27 de octubre: Lacalle Pou (Partido Nacional), Ernesto Talvi (Partido Colorado), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), Pablo Mieres (Partido Independiente) y Edgardo Novick (Partido de la Gente). Todos sumaron 54%, frente al 39,2% del Frente Amplio.

Tras el golpe de la primera vuelta, la izquierda reformuló su estrategia y el expresidente José "Pepe" Mujica puso a uno de sus principales hombres como nuevo jefe de campaña. La izquierda confía en la fuerza de su militancia para reconquistar votos para un cuarto gobierno consecutivo.

Con el nuevo acuerdo, Lacalle Pou se asegura el respaldo de una bancada mayoritaria en el Parlamento, con 54 sobre 99 diputados y 17 sobre 30 senadores, a lo que se sumará el vicepresidente electo.

El plan comprende una integración multipartidaria del gabinete ministerial y el compromiso a votar una ley de urgencia, con las reformas acordadas, durante los primeros tres meses de gobierno, que comienza el 1º de marzo.

"Todos juntos podemos ofrecer al país lo que nadie más está en condiciones de ofrecer: una mayoría parlamentaria que permita gobernar con fluidez y una variedad de enfoques y sensibilidades que nos ayude a dar mejores respuestas a la diversidad de necesidades y aspiraciones de los uruguayos", dice el documento que firmarán los líderes de oposición.

Allí dicen que se han "puesto de acuerdo en un conjunto de rumbos estratégicos que aseguran una acción de gobierno sólida y coherente", lo que "se traduce en medidas concretas" para incluir en esa ley de urgencia. "Hasta el 27 de octubre fuimos competidores [...] y competimos lealmente entre nosotros; ahora somos socios comprometidos con un mismo proyecto", afirman en el acuerdo.

El programa comprende una ambiciosa reforma educativa, el rediseño de políticas sociales, un plan de ahorro para reducir el déficit fiscal, la reforma de empresas públicas, una nueva agencia sobre políticas públicas y transparencia, la reducción de tarifas de combustibles y electricidad, la libre importación de combustibles y la flexibilización del Mercosur para nuevos acuerdos comerciales.

También incluye el "combate frontal al narcotráfico", la recuperación de comisarías barriales, el desarrollo de la "policía de cercanía", y otras medidas de seguridad, como la cadena perpetua revisable para delitos gravísimos y la gestión descentralizada de las cárceles, entre otras. Prescribe también la libertad para usuarios del sistema de salud para poder cambiarse de obra social y la creación de un Ministerio de Medio Ambiente.

En tanto, los comandos comenzaron a coordinar el debate entre los dos candidatos que disputarán el ballottage.