Uruguay condena la violencia en Brasil y llama a respetar el Estado de derecho

Montevideo, 8 ene (EFE).- Uruguay condenó este domingo los actos de violencia de Brasil en los que miles de partidarios del expresidente Jair Bolsonaro irrumpieron en las sedes de la Presidencia, Parlamento y Corte Suprema al tiempo que hizo un llamado a respetar el Estado de derecho.

"Lamentamos y condenamos las acciones llevadas a cabo en Brasil que atentan contra la democracia y las instituciones", expresó el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, en un mensaje a través de la red social Twitter.

De igual manera, la Cancillería uruguaya manifestó a través de la misma red social su rechazo a los hechos en el vecino país.

"Uruguay condena los episodios de violencia contra las instituciones en Brasil y hace un llamado a respetar el Estado de derecho, la democracia y a su gobierno", señaló la cartera de asuntos exteriores.

Miles de partidarios radicales de Bolsonaro provocaron el caos este domingo en Brasilia al invadir y destrozar las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema.

En ese sentido, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó en un pronunciamiento que los "vándalos fascistas" que invadieron las sedes del Parlamento, el Supremo y la Presidencia, en Brasilia, serán "encontrados" y "castigados".

El mandatario progresista calificó de "barbarie" los graves altercados vividos hoy en la capital brasileña por parte de radicales de la extrema derecha que exigen una "intervención" militar que devuelva al poder al exgobernante Jair Bolsonaro, quien se encuentra en Estados Unidos.

Agregó que los radicales han sido "estimulados" por el exgobernante y que "pagarán con la fuerza de la ley" por los disturbios provocados.

"Vamos a descubrir a los financiadores" de esas protestas violentas y de cuño golpista, que "destruyeron todo lo que encontraron a su paso", indicó Lula, quien denunció fallos de seguridad por parte del Gobierno del Distrito Federal de Brasilia.

"La democracia garantiza el derecho de la libertad de expresión", pero "exige que las personas respeten las instituciones", manifestó Lula, quien juró como jefe de Estado de Brasil el pasado 1 de enero.

Lula se encontraba este domingo en Araraquara, en el interior del estado de Sao Paulo, para conocer los daños provocados por las fuertes lluvias de los últimos días en la región.

(c) Agencia EFE