Uruguay abre el martes registro de consumidores de marihuana legal

El precio del gramo de marihuana será de 1,30 dólares (AFP/Archivos | Miguel Rojo)

Uruguay comenzará el martes con el registro de las personas que quieran consumir marihuana producida bajo tutela del Estado, informaron fuentes oficiales.

Tal como fue anunciado a comienzos de abril, el registro en las oficinas de correo comenzará a las 09H00 locales (12H00 GMT) en la mayoría de los departamentos del país.

En el marco de una ley que reglamentó la producción y comercialización de marihuana a fines de 2013, el gobierno uruguayo dará inicio al último tramo de aplicación de esta iniciativa, inédita por incluir la producción de marihuana por parte de empresas privadas controladas por el Estado y su venta en farmacias.

La disposición legal solo permite que personas con nacionalidad uruguaya o residentes en el país con documento aprobado puedan integrar la lista de consumidores habilitados a retirar un máximo de 10 gramos semanales de la droga en los locales de expendio.

El precio del gramo, según fue anunciado, será de 1,30 dólares.

La venta en farmacias comenzará como máximo dos meses después, en julio, según determinó el Ejecutivo.

La marihuana con efecto psicoactivo se comercializará en presentaciones de 5 y 10 gramos. En una primera etapa, se venderá en paquetes de cinco gramos.

Uruguay cuenta con un total de 400 kilos de marihuana producida por dos empresas privadas para iniciar esta última etapa de implementación de la ley. Las autoridades estiman que el volumen aún está lejos de cubrir la demanda.

El establecimiento de un registro que permitirá la compra en forma anónima luego de una primera inscripción, permitirá definir los volúmenes a producir.

Uruguay aprobó en 2013 una ley de Regulación del Cannabis que habilita tres mecanismos para acceder legalmente a la droga: el autocultivo en hogares, el cultivo cooperativo en clubes y la venta de marihuana producida por privados controlados por el Estado a través de farmacias, última etapa que resta para implementar la norma en un 100%.