Urgen a latinos a unirse a estudios de la covid al ser "los que más mueren"

Agencia EFE
·4  min de lectura

Miami, 12 nov (EFE News).- La participación de los latinos en los ensayos clínicos para tratamientos de la covid-19 en el país es crucial, dice a Efe la investigadora Katya Corado, que promueve Rise Above Covid (Superar la covid), un movimiento para vincular a esta minoría y erradicar la "desconfianza" que tiene hacia estas investigaciones.

"Es tan importante que nosotros sepamos que estos tratamientos funcionen para nuestra comunidad, porque nuestra comunidad es la que se está muriendo", precisa la peruana, investigadora del Instituto Lundquist de Centro Médico Harbor-UCLA.

La especialista explica que un tratamiento eficaz "tiene" que ser efectivo entre aquellos de "más alto riesgo" como los latinos, a quienes invitó a acudir a alguno de los más de 55 centros de estudios en el país para unirse al ensayo clínico ACTIV-2 con miras a tratamientos tempranos.

Corado dijo que es entendible la desconfianza que existe hacia los experimentos en Estados Unidos por su "negro historial" y la discriminación, pero enfatiza que se trata de una "oportunidad" que beneficiará a la comunidad.

José Castillo-Mancilla, otro de los promotores de la iniciativa, subraya que los hispanos tienen un índice de casos casi del triple en comparación con otros grupos étnicos y de casi cinco veces en el caso de hospitalizaciones.

Comparados con los blancos, los hispanos en Estados Unidos tienen 2,8 veces más casos y 1,1 más muertes, y los afroamericanos 2,6 y 2,1, respectivamente. Ambos tienen un ratio casi 5 veces mayor de ingresos hospitalarios, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El mexicano dijo a Efe que es determinante que "los estudios reflejen la composición demográfica del país" y además que los resultados del estudio sean "generalizables y aplicables para nuestra comunidad hispana, para saber cómo se traducen para la eficacia y seguridad" de los latinos.

LOS LATINOS LLEVAN LA PEOR PARTE

Corado lamenta que los hispanos estén más expuestos a la pandemia porque carecen de seguridad social y son trabajadores esenciales que no pueden faltar a sus trabajos, entre otros factores socioeconómicos y migratorios.

La peruana señala que al tener menos acceso a la asistencia médica son de alto riesgo de "diabetes, alta presión, obesidad", que justamente son "las personas con más consecuencias de la covid-19".

Castillo-Mancilla, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Colorado, indica que Rise Above Covid busca encontrar medicamentos para frenar la pandemia a través del ensayo clínico ACTIV-2, una asociación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) con farmacéuticas.

El estudio está probando múltiples tratamientos entre adultos contagiados y con síntomas, pero no lo suficientemente enfermos como para ser hospitalizados.

La idea, señalaron ambos expertos, es descongestionar los hospitales del país, que afrontan la presión de la tercera ola de la pandemia, con un nuevo récord de más 140.000 nuevos casos diarios reportado este miércoles, mientras se desarrolla una vacuna.

ANTICUERPO PARA NO HOSPITALIZADOS

El primero de los tratamientos es el "anticuerpo monoclonal", encaminado a tratar pacientes no muy graves de la debilitante y mortal covid-19, indica el investigador clínico mexicano.

El anticuerpo que están usando es el primero que se encontró en una de las primeras personas que se recuperaron de la covid-19 en el país, precisa.

Se trata de una proteína específica "que demuestra eficacia contra la covid-19 y se reproduce en forma masiva en el laboratorio para personas que llevan un diagnostico máximo de diez días con síntomas o con una prueba positiva de los primeros siete días y que no están hospitalizados".

El experto explica que los anticuerpos son proteínas que el organismo desarrolla naturalmente cuando está afectado por una infección para ayudar a la persona a sanar y también pueden prevenirla en el futuro.

El anticuerpo, que avanza en la etapa intermedia, se administrará de forma intravenosa a una persona que ya tiene covid-19 temprano, señala.

Castillo-Mancilla dice que a diferencia del antiviral Remdesivir, que ha demostrado beneficios para algunos pacientes hospitalizados, no hay por ahora tratamientos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para personas que no están suficientemente enfermas.

Por otro lado explica que el anticuerpo monoclonal utiliza una "estrategia diferente al plasma".

En ese sentido, Corado detalla que el anticuerpo es "más dirigido" porque lo que se multiplica en el laboratorio es la reacción clave para matar la infección, mientras que el plasma como tratamiento curativo genera "más exposición" porque se usa completo.

(c) Agencia EFE