Urgen al gobierno de Oaxaca atender a víctimas de violencia

·3  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., marzo 10 (EL UNIVERSAL).- La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados federal, María Wendy Briceño Zuloaga, hizo un llamado urgente al gobierno de Oaxaca, y a la Fiscalía General de Justicia del Estado, que prioricen la atención a las alumnas y al personal de la Universidad del Istmo (Unistmo), víctimas de violencia sexual, despido injustificado y hostigamiento laboral.

Lo anterior, con la finalidad de brindar el apoyo necesario para atender las diversas situaciones de violencia que han manifestado, ya que derivado de las denuncias realizadas, expresan que han sido objeto de amenazas y temen por su seguridad y vida.

"Es prioridad que el Estado refrende su compromiso para garantizar la no impunidad en casos de violencia sexual y violencia de género en el ámbito académico", declaró.

La legisladora federal también hizo un extrañamiento, ya que el rector del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (Suneo), Modesto Seara Vásquez, cuenta con más de 30 años en dicho cargo, y "consideramos que se hace urgente una revisión de las prácticas que están ocurriendo en las universidades".

Alumnas de la Unistmo campus Ciudad Ixtepec han denunciado haber sido acosadas, hostigadas y violentadas sexualmente por dos maestros de la licenciatura en Derecho, quienes fueron denunciados ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca el año 2020, y los hechos correspondientes quedaron registrados en las carpetas de investigación 10026/FIST/IXTEPEC/2020 y 9631/FIST/IXTEPEC/2020.

Además, las docentes Montserrat Sánchez Moreno, Virginia Ilescas Vela y Héctor Ortega Martínez, quienes interpusieron las denuncias correspondientes ante la Fiscalía de Oaxaca en contra del personal directivo de la Unistmo, denunciaron hostigamiento laboral.

"Por el cual se han visto agraviados por haber protegido a las alumnas que se acercaron a solicitar su apoyo para denunciar las violencias que estaban viviendo, por parte de sus maestros, mismas que quedaron asentadas en las carpetas con números 29380, 29387 y 27687, respectivamente".

Briceño Zuloaga advirtió que la violencia sistémica se define como un patrón de agresión y hostilidad generalizado en la sociedad que se encuentra mantenido por creencias individuales disfuncionales, prejuicios, estereotipos, tradiciones culturales y estructuras socioeconómicas, entre otros factores psicosociales.

La legisladora advirtió que "dicha violencia atraviesa también ámbitos educativos e impide que las mujeres, sean alumnas, académicas, personal administrativo, desarrollen plenamente, puedan desarrollar su potencial y ejercer su profesión y quehacer con libertad y estabilidad que se requiere", y aseguró que este es el caso de la Unistmo.

En total son tres los profesores de la Unistmo señalados de abuso sexual, hostigamiento sexual y acoso sexual; el pasado 23 de febrero vincularon a proceso al segundo de ellos acusado de hostigamiento sexual.

Al respecto, la catedrática Virginia Ilesca Vela, una de las docentes que acompañó a estudiantes a denunciar casos de acoso, y que después de ello fue despedida, señaló que eso demuestra que, además de que hay pruebas suficientes para configurarles esos delitos, que "hay también clara colusión de autoridades educativas y en la protección a agresores".