Urge PRD a fortalecer protección de las niñas, adolescentes y mujeres

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- Los recientes casos de violencia feminicida como el de Martha Torres Lomelí, mujer trans; María Carmela Vázquez, madre buscadora; Ariadna Fernanda López, joven cuyo cuerpo apareció en la carretera; Lidia Gabriela Gómez, quien murió al saltar de un taxi en Ciudad de México; así como la niña morelense golpeada por su progenitor con la tolerancia de su madre, "nos demuestra la urgente necesidad de replantear los mecanismos institucionales para garantizar la integridad y protección efectiva de la violencia contra niñas, adolescentes y mujeres".

Así lo advirtió la Secretaria General del PRD, Adriana Díaz Contreras, quien denunció que a pesar de que tener una vida libre de violencia es un derecho humano, "siguen prevaleciendo serios obstáculos para su pleno ejercicio".

A través de un comunicado, señaló que estos lamentables casos pudieron conocerse por el trabajo de los medios de comunicación, pero desafortunadamente, dijo, "existen miles de casos sin recibir ningún tipo de atención y terminan destruyendo la vida de niñas, adolescentes y mujeres".

Con cifras oficiales, en nuestro país al menos siete de cada 10 mujeres han sufrido de violencia alguna vez en su vida, 44% de las mujeres han sufrido violencia por parte de su actual o última pareja; asimismo, 10 mujeres son asesinadas cada día.

Con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la Red por los Derechos de la Infancia en México señala que, de enero del 2019 a septiembre del 2022, se han tenido 6.7 homicidios de niñas, niños y adolescentes por día; de enero a septiembre del 2022, 12 feminicidios por arma de fuego hacia niñas y adolescentes. Ante esta situación, "el gobierno y las instituciones responsables de dar justicia no han podido hacer nada en el 99% de las acciones violentas contra las mujeres, lo que permite que los agresores sigan violentando la vida de la mujer", alertó.

Para la lideresa perredista, desde que inició el gobierno de Andrés Manuel López Obrador las agresiones físicas y los feminicidios no han dejado de aumentar, y por el contrario, "existe más violencia institucional".

"Lo vimos en los casos de Debanhi en Nuevo León, Luz Raquel Padilla en Zapopan y ahora con Ariadna López, los responsables de procurar e impartir justicia no deben revictimizar a las mujeres víctimas de la violencia", añadió.

Díaz Contreras alertó sobre la urgente necesidad de replantear los mecanismos de Alerta de Violencia de Género con mayor presupuesto público y supervisión permanente para garantizar la protección inmediata a todas las mujeres y niñas, y se sumó al llamado de seguir exigiendo justicia y garantías para ejercer el derecho de todas las mujeres a vivir libres de violencia feminicida.

Además, llamó a garantizar las condiciones para contar con una verdadera política de prevención, sanción y erradicación de la violencia sexual y garantizar la no repetición de nuevos casos.

Finalmente, exigió a las autoridades no dejar impune los recientes casos de feminicidios e hizo un llamado para que ninguna mujer se paralice ni se quede callada por la violencia.