Urge habilitar centros de aislamiento para positivos de Covid: Lobo

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 29 (EL UNIVERSAL).- Ante el repunte de contagio por Covid-19, lo que ha provocado la ocupación hospitalaria del 52% en la Ciudad de México, debe habilitarse la sala de Armas "Fernando Montes de Oca", en Iztacalco; el CCI en Iztapalapa; y el Centro de Arte y Cultura Futurama, en Gustavo A. Madero, como Centros Temporales de Aislamiento y Resguardo, para personas que dieron positivo en las pruebas rápidas.

Así lo propuso el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Víctor Hugo Lobo Román, al explicar que es necesario "cerrar el círculo de protección sanitaria" y garantizar lugares adecuados de aislamiento, donde puedan mantenerse en cuarentena, sin el riesgo de contagiar a sus familiares, sobre todo ahora que el Gobierno central planea aplicar más de un millón de pruebas rápidas.

Lobo Román recordó que a partir de este lunes, serán duplicadas las pruebas del coronavirus, en los macro kioscos y los 117 centros de salud en toda la ciudad, con el propósito de dar seguimiento a los enfermos y cortar la cadena de contagio para disminuir el número de hospitalizaciones.

El también coordinador del PRD en el Congreso local sostuvo que la mayoría de las personas que acuden a realizarse las pruebas de Covid-19, carecen de posibilidades económicas para aislarse de sus familiares y, en muchas ocasiones, están hacinados en pequeñas viviendas de apenas dos o tres habitaciones para familias de hasta ocho o más integrantes.

Comentó que tanto el Centro de Arte y Cultura Futurama, colonia Lindavista, como la Sala de Armas "Fernando Montes de Oca", colonia Granjas México, y el Centro Cultural Iztapalapa, disponen de infraestructura arquitectónica, accesos de vialidad independientes y servicios básicos, para operar como centros de aislamiento temporal para personas que den positivo.

Detalló que el Centro Futurama consta de más de tres mil metros cuadrados de construcción, y dispone de acceso directo por la Avenida Instituto Politécnico Nacional.

Además, cuenta con aulas de usos múltiples, ludoteca, sala polivalente, salas de cine, baños y laboratorios de cómputo, entre muchos otros espacios, que pueden ser utilizados para un confinamiento con amenidades.

Mientras que la Sala de Armas, cuenta con acceso vehicular por la Avenida Río de la Piedad, ya que es un domo o gimnasio techado, que tiene un área principal de 72 metros de largo por 44 metros de ancho, cuyo techo es sostenido por cables de acero, colocados en su parte externa.

De igual forma, dispone de zona de oficinas, baños, gradas y espacios cerrados que podrían ser acondicionados como áreas de resguardo para personas infectadas con el virus del Covid-19.

A su vez, el Centro Cultural Iztapalapa (CCI) es un espacio amplio, ubicado en la Unidad Habitacional Vicente Guerrero, que cuenta con zona de oficinas, baños, pasillos amplios, un auditorio y salones de amenidades.

Destacó que en los últimos cinco días, la Ciudad de México registró un incremento del 34% en el número de infectados y su ocupación hospitalaria es del 52%.

Aseguró que hasta el momento hay tres mil 632 lugares ocupados en los nosocomios, de los cuales dos mil 746 son de atención general y 886 para intubaciones; es decir, registran un incremento de 205 camas hospitalarias en los últimos siete días.

Asimismo, indicó que para evitar que el Centro CitiBanamex se sature de enfermos en recuperación por el coronavirus, es necesario que el Gobierno capitalino habilite estos dos sitios que cuentan con las condiciones de accesibilidad.