Padres veganos podrían ir a la cárcel por la malnutrición de su hija pequeña, que no tenía ni dientes

Image result for Vegan parents facing jail time after toddler found so severely malnourished she didn't have teeth

Un hombre y una mujer veganos en Australia se enfrentan a la cárcel después de que su hija de 20 meses fuese encontrada en un estado de desnutrición tan severo que ni siquiera se le habían desarrollado los dientes y tenía el aspecto de una niña de tres meses.

La madre de la niña de 32 años y el padre de 35 años, cuyas identidades no fueron reveladas, comparecieron por primera vez ante el tribunal en mayo de 2018, dos meses después de que su hija sufriese un ataque en su casa de Sídney y tuviese que ser hospitalizada, según el medio australiano News.com.au.

Los documentos de la corte revelaron que a la niña demacrada la amamantaban solo una vez al día y luego la alimentaban con una dieta estricta a base de avena, patatas, arroz, tofu, pan y mantequilla de cacahuete, en la que las frutas y pasas eran sus únicos snacks, según reveló el Sydney Morning Herald. Al parecer, a la niña tampoco la había vacunado ni llevado al pediatra desde su nacimiento.

La declaración que leyó el jueves la cuidadora del centro de acogida que recibió a la niña en la Corte del Centro de Downing reveló algunos de los detalles perturbadores de la condición “aterradora” en que se encontraba la pequeña bajo la tutela de sus padres.

La cuidadora, cuyo nombre tampoco se dio a conocer, le contó a la corte que la niña solo pesaba 4.9 kilos y que tenía la estatura de un bebé de tres meses cuando la vio por primera vez en agosto de 2018.

Comentó que la pequeña iba “tan rezagada respecto al resto de niños” que no podía realizar movimientos sencillos como darse la vuelta y que se había “traumatizado” por las pruebas médicas a las que debía someterse ahora continuamente.

“Cuando va a una consulta, incluso si la puerta está cerrada, comienza a gritar y llorar”, comentó la cuidadora en un comunicado.

Hasta el momento, la niña evoluciona bien y ha ganado 5.8 kilos durante los meses que lleva en el hogar de acogida, según informó el Daily Mail. Sin embargo, su aumento de peso unido a su baja estatura debido al retraso en su crecimiento, ha conllevado a que se le clasifique como obesa.

“Es como si su cuerpo estuviese almacenando calorías en caso de que las necesite en el futuro”, dijo su cuidadora.

La niña y sus dos hermanos, de cuatro y seis años, viven ahora con unos familiares en otro estado australiano.

Ambos padres se han declarado culpables de no cuidar bien a la niña y provocarle lesiones graves.

ALEX LASKER