Unionistas norirlandeses, dispuestos a bloquear el parlamento regional

·2  min de lectura
El líder del Partido Unionista de Irlanda del Norte, Jeffrey Donaldson, toma la palabra ante la prensa el 13 de mayo de 2022 en el parlamento en Belfast (AFP/Paul Faith) (Paul Faith)

El partido unionista norirlandés DUP anunció el viernes que bloqueará el funcionamiento del nuevo parlamento regional para protestar contra las disposiciones posbrexit en esa nación del Reino Unido, agravando la parálisis política tras la histórica victoria del partido republicano Sinn Fein.

"Hoy, el DUP no apoyará la elección de un presidente de la asamblea", anunció su líder, Jeffrey Donaldson, cuyo partido defiende ferozmente la pertenencia de Irlanda del Norte a la corona británica.

Sin designación de un nuevo presidente tras las legislativas regionales de la semana pasada, la cámara autónoma norilandesa no podrá funcionar.

Esta debe reunirse por primera vez el viernes tras la victoria del Sinn Fein --exbrazo político del grupo armado IRA y partidario de la reunificación con la vecina República de Irlanda-- en los comicios del 5 de mayo, por primera vez desde la partición de la isla hace cien años.

Pero el DUP, ahora segunda fuerza política de la región tras haber encabezado tradicionalmente el gobierno local formado siempre en coalición con los republicanos en virtud del acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, se niega a nombrar a un vice primer ministro mientras se mantengan los controles aduaneros posbrexit entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unio que impone el denominado "protocolo norirlandés" negociado por Londres y Bruselas.

Donaldson reiteró el viernes su férrea oposición a este texto, al que acusa de menoscabar el lugar de Irlanda del Norte en el país.

Michelle O'Neill del Sinn Fein, llamada a convertirse en la nueva jefa del gobierno regional, lo acusó de "tomar al público como rehén".

Basándose en estas tensiones políticas en la región y en las barreras al comercio entre Irlanda del Norte y el resto del país, el gobierno británico pidió a la Unión Europea renegociar en profundidad el protocolo. Bruselas sin embargo solo está dispuesta a hacer "ajustes".

Londres amenazó el jueves con actuar unilateralmente para suprimir la aplicación de grandes partes del protocolo, posiblemente la próxima semana, una postura "inaceptable" para la UE, que podría desencadenar severas represalias comerciales.

"El gobierno no tiene otra opción ahora que actuar unilateralmente para no aplicar más todo o parte del protocolo", escribió David Frost, exministro responsable del Brexit en el seno del gobierno británico, en el diario conservador Daily Telegraph.

"Existe una amenaza inminente para nuestra capacidad de gobernar Irlanda del Norte", agregó, y calificó de "desproporcionado" que la UE imponga represalias comerciales.

El protocolo pretende proteger la frágil paz en Irlanda del Norte evitando el retorno de una frontera física con la República de Irlanda, país miembro de la UE.

Para ello mantiene a la región británica dentro del mercado único europeo y la unión aduanera, lo que implica realizar controles a los productos que llegan a Irlanda del Norte procedentes del resto del Reino Unido.

pho-csp-acc/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.