Qué fue la Unión Soviética y cómo se disolvió dando lugar a 15 países independientes

La noticia de la disolución de la Unión Soviética en diciembre de 1991 tomó a muchos por sorpresa porque el poderoso bloque soviético- que tuvo su origen en la Revolución rusa de 1917- se mostraba robusto e infranqueable hacia el exterior. Pero la burocracia y la represión ideológica fueron haciendo mella en esa gran nación que llegó a ocupar un sexto del territorio de todo el mundo. Y la economía se convirtió en el talón de Aquiles que terminó sepultando a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS. "Los cambios vinieron desde arriba por lo que anunció la perestroika pero fue la presión desde abajo lo que acabó haciendo caer a la Unión Soviética y acabó con el sistema soviético", dijo en entrevista con BBC Mundo Carmen Claudín, investigadora del Centro de Estudios y Documentación Internacionales de Barcelona y experta en ese período. "Personalmente no fue una tragedia, era algo inevitable. Fue un tiempo duro, oscuro, pero de mucha esperanza. En ese momento teníamos la esperanza de que el futuro sería mejor", nos contó Andrei Kolesnikov, quien además de ser testigo de ese momento histórico, es actualmente el presidente del Programa de políticas e instituciones políticas rusas del Centro CARNEGIE de Moscú.