Una unión para la salud, prioridad de Portugal en la presidencia de la UE

Agencia EFE
·4  min de lectura

Lisboa, 18 dic (EFE).- Poner en marcha una "verdadera unión para la salud" en Europa y avanzar en la estrategia de vacunación contra la covid-19 serán una "prioridad absoluta" de la presidencia de la UE que Portugal asume el 1 de enero, aseguró en una entrevista con EFE el ministro luso de Exteriores, Augusto Santos Silva.

Portugal tomará el relevo de Alemania en la presidencia del Consejo de la UE cuando arranca "un nuevo ciclo" para enfrentar la pandemia gracias a la vacuna y acompañar e implementar la estrategia de vacunación de los europeos será un eje central para los lusos.

"Si esa estrategia masiva de vacunación tiene éxito, y tiene todas las condiciones para que lo sea, será un salto cualitativo en la manera en la que podemos responder a la crisis sanitaria y a las consecuencias económicas y sociales", consideró el canciller.

Por ello, el inicio en simultáneo de la vacunación en todos los Estados miembros después de que la Agencia Europea del Medicamento dé su visto bueno este mes es una de las iniciativas que más destacan en el semestre portugués.

IMPULSO A LA POLÍTICA EXTERIOR

Pero no será la única prioridad para la presidencia portuguesa, que también liderará el impulso a, los programas del nuevo presupuesto plurianual y el fondo de recuperación, y además quiere "reforzar" la posición de Europa en el mundo.

"Ahí también hay muchas oportunidades", afirmó el ministro luso, que defendió que "Europa tiene que mirar en todas las direcciones del mundo", por lo que además de renovar las relaciones con Estados Unidos con la llegada de Joe Biden, Portugal va a impulsar una reunión de los líderes europeos con la India.

"Precisamente para que Europa sea capaz de hablar con los Estados Unidos, con Reino Unido, con Latinoamérica y con África, pero en Asia sea capaz de hablar al mismo tiempo con China, con Japón, con India o con el Sudeste asiático", dijo.

Apoyar al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, el español Josep Borrell, en su objetivo de relanzar el diálogo político con Latinoamérica, también está en la agenda.

"Es muy importante que cuando hablemos de Latinoamérica y con Latinoamérica no hablemos sólo de las crisis (...) Que hablemos también de una agenda positiva", señaló el titular de Exteriores.

MIGRACIONES Y PILAR SOCIAL

Otro de los desafíos del semestre será el pacto migratorio, "uno de los temas más difíciles", reconoce Santos Silva, quien, no obstante, espera lograr avances.

"Hay una cierta expectativa en relación a lo que la presidencia portuguesa puede hacer precisamente porque Portugal es reconocido como un país muy avanzado en materia de política migratoria", dijo.

Para avanzar, Portugal prepara una reunión en febrero con los ministros del Interior y de Exteriores de los Estados miembros, ya que es un asunto que no se puede ver sólo desde una única cartera.

"Es muy difícil mirar a las migraciones desde el punto de vista de los ministros del Interior", apuntó el canciller, que recordó que, además de la gestión de fronteras y movimientos de extranjeros y combate al tráfico de seres humanos, está "la necesidad de ayudar a los países de origen y de tránsito a intervenir sobre las causas profundas de la inmigración a través de proyectos de recuperación y desarrollo".

El ministro no cree que la buena imagen de Portugal en materia migratoria se vea afectada por el escándalo provocado por la muerte de un ciudadano ucraniano mientras estaba retenido por el Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) en el aeropuerto de Lisboa, el pasado marzo.

"Nadie de nosotros puede decir que es completamente inmune a incidentes deplorables como el que ocurrió aquí", consideró Santos Silva, que tampoco cree que pueda empañar el impulso que Portugal quiere dar al pilar social, otra de sus prioridades.

En mayo, la ciudad portuguesa de Oporto va a acoger la Cumbre Social de la UE, una conferencia de alto nivel y un Consejo Europeo informal.

"Queremos enfatizar esta ventaja que es para Europa y para la economía y el empleo europeos tener un modelo social tan avanzado y dar impulso a la implementación del pilar europeo de derechos sociales", insistió.

MÁS AUTONOMÍA ESTRATÉGICA

Portugal también se ha mostrado a favor de reforzar "la autonomía estratégica de Europa", en el sentido de "reindustrializar" el continente y terminar con la tendencia de externalizar la producción a Asia.

"Tiene sentido para que Europa domine mejor cadenas de producción y abastecimiento de bienes que son esenciales, como los medicamentos", explicó.

A menos dos semanas de asumir la presidencia, la mayor incógnita para la presidencia portuguesa es el proceso de Brexit.

"Tenemos que estar preparados para cualquier escenario", dijo el ministro, incluso para la posibilidad de un acuerdo in extremis que todavía exija trabajos de última hora los primeros días de enero: "Aquí estaremos nosotros para hacer lo que sea de la competencia de la presidencia del Consejo".

¿Cuál será entonces el legado de la presidencia portuguesa? "En junio lo veremos", concluyó. E

Paula Fernández

(c) Agencia EFE